La alfalfa aragonesa bate en el 2015 el récord de exportaciones
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 29/06/2016
La campaña 2015-2016 fue magnífica para la alfalfa aragonesa. La producción en la comunidad alcanzó las 817.530 toneladas, lo que supone un crecimiento de apenas el 1% respecto al año anterior según los datos recogidos, a cierre de campaña, por la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa deshidratada (AEFA). De ellas, se destinaron a la exportación un 80%, en torno a 685.000 toneladas. A nivel nacional se superaron los 1,559 millones de toneladas, un 6% más, de las que 1,159 millones, casi el 75% de la cosecha, se vendieron al exterior, un "récord histórico".
Aragón aporta la mitad de la producción española de alfalfa y el valle del Ebro, el 80%. Este cultivo, muy apreciado por sus propiedades, no deja de conquistar nuevos mercados. El último que se ha rendido a su alta calidad es Irán, que, ya libre de embargos internacionales, adquirió 15.000 toneladas para alimentar al ganado de su industria láctea y ha despertado buenas perspectivas. "Abrir mercados siempre es positivo. Oriente Próximo es muy importante como cliente porque tienen escasez de agua y la dedican a otros fines que no sean la agricultura y la ganadería", señala Juan Carlos Planas, agricultor de Zuera y responsable del sector de Forrajes de COAG --a la que pertenece la aragonesa UAGA--, quien recomienda "no fiar todo al mismo país".
GANAR SU CONFIANZA En la lista de destinos, Emiratos Árabes mantiene el primer puesto, con unas compras de 676.083 toneladas en balas la pasada temporada (del 1 de abril del 2015 hasta el 31 de marzo del 2016), un 58% del total exportado. En la siguiente posición se situó China, con 135.000 toneladas --aunque las previsiones eran superiores--, donde se vendió producto nacional por segunda campaña consecutiva. "Entrar es muy complicado, hay que ganarse su confianza poco a poco. Hasta el año pasado solo conocían la alfalfa de Estados Unidos, que no está deshidratada, y es a la que están acostumbrados", explica Joaquín Capistrós, director de AEFA.
Completó el podio Arabia Saudí, con 109.297 toneladas. "La campaña 2015-2016 ha sido un hito en la historia de este sector, ya que la cifra de exportación de forrajes deshidratados ha superado todos los registros tanto en cuantía como en el porcentaje sobre la producción", recalca Capistrós, que resalta el estreno de la alfalfa española (y aragonesa) en Irán y las expectativas que ofrece un mercado como Jordania, que toma fuerza, mientras que otros como Italia o Francia la han perdido. "Hace 20 años el 80% del consumo era nacional, pero con los bajos precios de la leche, los ganaderos no pueden permitirse comprar el producto", subraya Planas.
Las previsiones para este año estiman unas cifras superiores de cosecha, ya que las 62.737 hectáreas que se cultivaron la pasada campaña en Aragón podrían aumentar hasta las 80.000. "Los bajos precios del maíz han animado a muchos productores a cambiar a la alfalfa, y el consumo de simientes que se hizo en septiembre apunta a este crecimiento", justifica Planas. En el campo se procederá en los próximos días a efectuar el tercer corte de la variedad. En cuanto a los precios, el año pasado se partió de 220 euros por tonelada, explica Planas, pero fue bajando durante la campaña. Ahora, añade, se paga entre 185 y 195 euros "dependiendo de las calidades, la proteína, si está limpia de otras hierbas...".
España es el primer productor de alfalfa de la Unión Europea, duplicando el volumen de Francia e Italia. A nivel mundial es el segundo exportador, por detrás de Estados Unidos (vende 3.700 millones de kilos) y seguido de Australia, con un millon de toneladas.
Compartir: