La carne de vacuno, el gran escollo entre la UE y Mercosur
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 18/12/2017
Las exportaciones españolas de aceite de oliva podrían beneficiarse Tal y como se preveía, el sector del vacuno de carne fue uno de los principales problemas que impide, por el momento, el pacto entre la UE y Mercosur sobre un acuerdo de libre comercio de amplio espectro, que debería haberse anunciado la semana pasada en Buenos Aires, coincidiendo con la celebración en la capital argentina de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio. Aprovechando este encuentro, las delegaciones de la Comisión Europea y de Mercosur continuaron las negociaciones, pero, aunque el citado pacto se tocó con los dedos, finalmente no se logró. No obstante, fuentes de las dos partes han anunciado que el proceso negociador continuará y que se espera sellar el acuerdo en las primeras semanas del año que viene, antes de que Brasil comience con los preparativos electorales.
El capítulo agrario está siendo uno de los más complicados. Desde Mercosur reclaman a la Comisión Europea más facilidades para exportar al mercado comunitario su carne de vacuno, azúcar y bioetanol. Finalmente, Francia se plantó y, apoyada por Irlanda y Polonia, se negó, de momento, a aumentar el contingente que había ofrecido la Comisión Europea. Del lado de Mercosur los principales problemas vinieron de Brasil, ya que Argentina quería que se anunciase el acuerdo político para poder capitalizarlo y presentarlo como un logro de la reunión de Buenos Aires. España, junto a Alemania y diversos países nórdicos, ha apoyado este proceso negociador. Desde el punto de vista de los intereses de los agricultores y ganaderos de nuestro país los principales problemas de un hipotético acuerdo estarían en el vacuno de carne y en los cítricos, si finalmente se utiliza a este sector como moneda de cambio. Sin embargo, otros sectores como el aceite de oliva y el vino podrían beneficiarse, ya que verían mejoradas sus posibilidades de acceso a los países de Mercosur.
Por otro lado, la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) terminó en fracaso, ya que no se lograron avances en la liberalización comercial recogida en la Ronda del Desarrollo, que se lanzó en Doha en 2001.
Compartir: