La cooperativa de Almudévar invierte 6,1 millones en una granja de cerdas
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 20/05/2016
La cooperativa Virgen de la Corona de Almudévar cierra el círculo. Dedicada al cultivo de cereales y forraje desde 1958, hace una década dio el salto a su transformación en pienso y ahora completa el ciclo productivo con la inauguración, mañana, de una granja porcina de 3.500 cerdas madres, con una capacidad de 100.000 lechones al año. En ella trabajarán 12 personas, además de generarse otros cinco empleos indirectos. La inversión incluye 2,5 millones de euros en obra civil, 2,8 millones en equipamiento y 800.000 euros en ganado, según explicó ayer a este diario su director y gerente de la cooperativa, Paco Naval.
Esta cooperativa agrícola, muy consolidada en la zona, agrupa a 1.200 socios de las localidades de Almudévar, Torralba, Tardienta, Gurrea, Alcalá de Gurrea y Marracos. Factura unos 25 millones de euros al año gracias a su producción de trigo, maíz, cebada y alfalfa (unas 90.000 toneladas). Con ella elabora piensos compuestos en la fábrica de Ars Alendi, de la que posee el 40%. Asimismo, tiene una planta deshidratadora de alfalfa y un secadero de maíz, y también hace semillas, aceite y vino.
SAN MATEO, TAMBIÉN La nueva explotación porcina, situada en el paraje Artaón (a unos 6 kilómetros de Almudévar), surgió a raíz de la puesta en marcha de Ars Alendi --una iniciativa que emprendió en colaboración con las cooperativas de San Mateo de Gállego, Caspe y Jaca, si bien esta última vendió su participación a Arento--, y ante la necesidad de los socios de agruparse en un proyecto conjunto para consolidar el futuro del negocio. "Actualmente es muy complicado que una explotación familiar salga adelante. Los pequeños se ven obligados a cerrar, así que hay que unirse", argumentó Naval. De hecho, la cooperativa de San Mateo inaugurará unas instalaciones similares dentro de tres meses.
La granja, de casi 15.000 metros cuadrados, cuenta con tres naves principales: maternidad, gestación confirmada y cubrición y control. Su construcción empezó en febrero del año pasado y se prevé que entre en funcionamiento a finales de este mes, con la llegada de los animales. "Está todo automatizado con el fin de poder llevar un control exhaustivo de todos los animales", afirmó Naval. En este sentido, por ejemplo, un sistema distribuye la alimentación --húmeda, mezcla de pienso y agua-- a través de unas tuberías completamente individualizada para cada cerdo, según sus necesidades de cantidad y frecuencia diaria, y detecta si alguno no come.
Una vez que los lechones alcancen los seis kilos de peso, abandonarán la granja y se llevarán a engordar a otras instalaciones de socios de la zona en régimen de integración. Después, una parte se sacrificará en el matadero de Mercazaragoza, otra se venderá al Grupo Jorge y el resto, a empresas de fuera de la comunidad, explicó Naval.
EXPORTACIÓN El año pasado, la cooperativa de Almudévar exportó un millón de toneladas de alfalfa a los Emiratos Árabes --donde vende habitualmente-- y 140 millones de kilos a China, en su primer año de apertura del mercado, una cifra "positiva" pero que no cumplió las expectativas inicialmente creadas.
Al acto de mañana asistirán el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, el director general de Fomento Agroalimentario, Enrique Novales, y el director provincial en Huesca, Jesús Lobera.
Compartir: