La DGA elabora una norma ante los ataques del lobo
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 11/07/2017
El departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón presentará el próximo jueves a la comisión creada al efecto el borrador con el protocolo de actuación para que los ganaderos sepan qué procedimiento seguir a la hora de comunicar a la Administración un incidente de este tipo.
Este borrador se presentará ante la comisión institucional creada a raíz de que se comenzaran a registrar ataques de lobo y en la que participan representantes de ayuntamientos, Protección Civil y el Seprona, para que puedan hacer sus aportaciones al borrador.
Además de la comisión institucional, se ha establecido una comisión de trabajo entre los técnicos del Departamento de Desarrollo Rural y los ganaderos de las zonas afectadas, a los que se les trasladará el borrador del protocolo de actuación y con los que se trabajará en la confección de las medidas preventivas y compensatorias que tiene previsto llevar a cabo el Ejecutivo aragonés.
El departamento trabaja asimismo en la elaboración de una serie de medidas compensatorias, ayudas directas a los ganaderos afectados por los costes que conllevaría para ellos la convivencia con el lobo.
Estas iniciativas irían más allá de pagar por los animales muertos, para lo que es necesario un marco legal adecuado que requiere de un proceso administrativo que no es inmediato.
Asimismo se contemplan ayudas preventivas para la protección de las explotaciones, para lo que el Gobierno de Aragón estudia la adquisición de vallados especiales de acuerdo a las necesidades que les planten los ganaderos. Sin embargo, los ganaderos desconfían de los nuevos vallados, de mayor altura, pues consideran que el lobo puede saltarlos acuciado por el hambre.
El lobo que merodea por Monegros llegó a Aragón procedente de Cataluña. Estos animales viven en gran número en el norte de Italia, desde donde han iniciado un proceso de extensión de su territorio. En Francia existen más de 300 ejemplares y el Gobierno ha concedido licencia para eliminar a unos 60.
Compartir: