La DGA pide ampliar el cupo de retirada de fruta de hueso
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 03/08/2017
El director general de Producción Agraria del Ejecutivo aragonés, José María Salamero, solicitó ayer al Gobierno central que se renueven los cupos de retirada de fruta de hueso del mercado para la región, al cifrar las necesidades en 20.000 toneladas.
Según informó la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad en una nota de prensa, la petición se ha llevado a cabo mediante una carta enviada al director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, a quien Salamero ha pedido que la transmita a la Comisión Europea.
«Las medidas excepcionales adoptadas para intentar paliar los efectos del veto ruso se han mostrado completamente insuficientes», indica en el texto el responsable aragonés, quien explica asimismo que el cupo de melocotón y nectarina asignado a España para el periodo agosto-septiembre se ha superado ampliamente.
La petición a Madrid llega un día después de la reunión que Salamero y el consejero Joaquín Olona mantuvieron con representantes del sindicato UAGA, quienes exigieron la retirada de 31.000 toneladas del mercado para llegar al excedente total de esta campaña, estimado en 40.000.
En ese encuentro, los responsables del Departamento informaron de que ya habían solicitado al Ministerio la asignación de las 2.000 toneladas reservadas para la fruta de hueso, y apuntaron a la necesidad de reforzar las estrategias de ordenación de la oferta a través de los productores, algo en lo que todavía «se puede mejorar mucho y que sería una solución más eficaz frente a este problema».
«El sector vive una grave situación de crisis, ya que con las retiradas efectuadas no se ha conseguido la recuperación de los precios a unos niveles adecuados que permitan a los productores afrontar los costes mínimos», apostilla la carta del Gobierno autonómico.
SITUACIÓN CRÍTICA / Por su parte, los alcaldes de la Comarca del Bajo Cinca se reunieron ayer en la sede comarcal ante la «preocupación» por la campaña frutícola en la que analizaron la «crítica» situación del sector.
Los primeros ediles trasladaron su apoyo unánime a los agricultores ante las dificultades existente en la campaña, que se ha visto agravada por unos precios por debajo del coste de producción, y solicitaron la toma de medidas extraordinarias, de retirada con carácter de urgencia que garanticen y desbloqueen la campaña, garantizando unos precios justos que protejan la supervivencia del agricultor.
Además, instaron a las diferentes entidades a adoptar medidas para regularizar el sector y evitar estas situaciones en plazo futuro y reclamaron establecer unos mecanismos para favorecer el control y cumplimiento de las normas que protejan al agricultor impidiendo la venta a pérdidas y garantizando el control de la competencia de mercado. Los alcaldes recordaron que el sector es estratégico para la comarca.
Compartir: