La ganadería Finca Lindaraja explora nuevos pastos
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 29/05/2017
Hace 54 años que nació la ganadería Lindaraja, pero no fue hasta 2007 cuando Antonio Ruiz Fernández-Huerga tomó el testigo de un negocio ruinoso para ponerlo a pleno rendimiento. Entonces se dio cuenta de que la empresa estaba necesitada de innovación y pensó que, al ser una explotación de tamaño pequeño, deberían diferenciarse, sobre todo, por la calidad de sus carnes.
Hoy, esta firma española produce, en la cara norte de la sierra de Guadarrama, auténtica carne de buey, que surte a distribuidores y vende a los mejores restaurantes de Madrid, además de a particulares. «Hemos recuperado la producción del buey tradicional», dice el propietario de la compañía, que no ha dejado pasar la oportunidad de subirse al carro de las nuevas tecnologías y ya ofrece sus productos directamente a los hogares a solo un clic desde su página web, incluso desde el wasap.
Cuando tomó las riendas del negocio este empresario se marcó un objetivo: producir carne de alta calidad y a precios competitivos. Un reto teniendo en cuenta que son muy pocos los productores que lo hacen por el elevado coste. Y, como en el caso de los vinos, para producir carne excelente hay que criar animales durante más años. Cerca de 200 cabezas, entre vacas nodrizas, sementales, bueyes y terneros, pastan por una finca de 250 hectáreas ubicada en pleno parque natural de la sierra de Guadarrama, rodeada de encinas y robles centenarios.
Pero los comienzos fueron difíciles teniendo en cuenta que la nueva etapa de Finca Lindaraja comenzó a rodar en plena crisis económica. «Fueron unos años difíciles para el sector agrario y ganadero. La crisis hizo que la partida de gastos en forrajes y cereales subieran y los precios de la carne tendieran a la baja, por la escasa demanda existente en el mercado español», explica Ruiz Fernández-Huerga. Precisa, sin embargo, que «desde que comenzamos a comercializar nuestra propia carne de buey, la rentabilidad de la explotación ha mejorado, ya que vendemos directamente al consumidor final, lo que reduce los costes de distribución».
La Finca Lindaraja se extiende por los términos de Navas de Riofrío y La Losa y se ha convertido en referencia para la ganadería del futuro. «Desde 1963 hemos desarrollado la actividad ganadera, nos hemos renovado para adaptarnos a los mercados de cada momento, tratando siempre de encontrar la viabilidad a un negocio en el que los ganaderos nunca hemos sido los más afortunados», asegura Ruiz, que ya trabaja codo a codo con su hijo Antonio, la cuarta generación de la empresa familiar.
Finca Lindaraja cría la raza charolesa francesa. En régimen extensivo, este ganado, de líneas genéticas puras, se alimenta de forrajes naturales de la propia finca que en invierno compensa con pasto almacenado en verano. Son animales que se adaptan bien al terreno y con una carne de alta calidad. Es por estas propiedades por las que la charolesa se utiliza en muchas explotaciones ganaderas de Segovia para mezclarse con otras razas vacunas, explica el propietario del negocio.
A este ganadero le gusta recalcar que «ofrecemos a nuestros clientes carne de muy alta calidad, con unos precios muy competitivos, aprovechando la oportunidad de vender nuestra carne al consumidor final, ya sean a las familias o restaurantes». «Hemos creado una web (www.fincalindaraja.com) para explicar el proceso de la cría de los bueyes. En la página también hay un apartado donde los clientes pueden hacer los pedidos directamente, afirma.
Explica el consejero delegado de Finca Lindaraja que su objetivo es criar un mayor número de bueyes cada año. «De este modo, podremos ir aumentando nuestra oferta de auténtica carne de buey. Queremos potenciar nuestra web y la presencia en las redes sociales», afirma.
«Con el volumen de producción que alcanzamos -dice- aún no nos hemos planteado comercializar carne en el exterior». Lo más inmediato que harán es organizar jornadas gastronómicas, según avanza el empresario.
TemasGanadería
Compartir: