La importación de cereales se disparará un 40% por la sequía
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 22/01/2018
Las existencias a finales de campaña se reducirán a 2,7 millones de toneladas frente a los 4,7 millones que hubo en la anterior. Las existencias finales de cereales en España al acabar la actual campaña de comercialización el 30 de junio serán de 2,7 millones de toneladas, lo que supondrá un importante recorte en relación a los 4,7 millones con los que finalizó la anterior. Esta caída se deberá a la significativa reducción de la producción en nuestro país como consecuencia de la sequía y las elevadas temperaturas del año pasado. La cosecha correspondiente a la campaña de comercialización 2017-18 ascenderá a 15,9 millones de toneladas, de acuerdo con las últimas estimaciones del Ministerio de Agricultura; en la anterior se recogieron 23,2 millones. Las existencias iniciales eran de 4,7 millones de toneladas (frente a 4,4 en la 2016-17). Las importaciones alcanzarán 17,4 millones de toneladas, lo que supondrá un significativo incremento frente a los 12,3 millones que entraron durante la campaña anterior. Las sumas de todas estas cifras dan una disponibilidad total de 38,1 millones de toneladas (40 millones en la campaña pasada).
Las utilizaciones totales serán de 35,3 millones de toneladas, de las que 34,6 corresponden a consumo interno, repartido entre alimentación animal, semillas, alimentación humana y usos industriales, y 757.300 toneladas para exportaciones.
Mientras tanto, el Consejo Internacional de Cereales (CIC) ha revisado al alza en 21 millones de toneladas su previsión anterior de producción mundial de grano, sin incluir el arroz.
Así, durante la actual campaña se recogerán 2.100 millones de toneladas. Esta cifra es sólo un 2% inferior al récord alcanzado en la anterior. Las existencias finales disminuirán por primera vez desde hace cinco campañas, debido a que la demanda superará a la producción. Las previsiones del Consejo apuntan a un consumo mundial récord de 2.104 millones de toneladas, debido tanto al aumento de los cereales destinados a alimentación humana y animal como a los de usos industriales. El comercio mundial de cereales también alcanzará niveles históricos.
Compartir: