La peor sequía de los últimos 20 años causa estragos en el cereal y los viñedos
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 31/10/2017
Si continúa sin llover habrá que restringir el agua para el uso doméstico y el riego en los cultivos La peor sequía de los últimos 20 años continúa causando estragos en el cereal y en los viñedos de Castilla y León. A pesar de que los agricultores han recogido los cultivos, han mostrado su preocupación por la situación de sus explotaciones.
Por ello, las gentes del campo critican que los principales ayuntamientos, excepto el de Palencia, carezcan de planes especiales para hacer frente a la falta de agua. Tal es así que ocho capitales de provincia y los municipios de Aranda del Duero (Burgos), Medina del Campo y Laguna del Duero (Valladolid) y San Andrés del Rabanedo (León), carecen de planes de contingencia para hacer frente a la sequía, según establece el Plan Hidrológico Nacional y el referido a la cuenca del Duero.
Más preocupadas se encuentran las diputaciones, ya que la gran mayoría han puesto en marcha iniciativas urgentes para paliar este problema.
Estas circunstancias provocarán pérdidas millonarias para el campo. Desde los daños en los cultivos, como en la producción vitivinícola, pasando también por las explotaciones ganaderas, hasta llegar a las aseguradoras.
Todo ello repercutirá además en los precios de los productos, ya que con la escasez de alimentos y ante el incremento de la demanda, el precio de la despensa de nuestra Comunidad aumentará hasta cifras no conocidas.
Otro sector muy castigado por la sequía es el micológico. Los bosques de Castilla y León podrían contar con una nueva fructificación de especies micológicas en noviembre, siempre y cuando, las heladas tarden en llegar. A pesar de que es previsible que las especies fungis vuelvan a fructificar, los expertos advierten de que la campaña micológica de este otoño, la más importante en cuanto a producción, es ya «atípica y baja», debido a la falta de lluvias y las temperaturas más altas de lo normal.
La falta de agua también condiciona la Veda general de caza. La apertura oficial estaba prevista para el cuarto domingo de octubre. Sin embargo la mayoría de los cotos no abrirán hasta el próximo 1 de noviembre o el primer domingo del próximo mes, ya que las poblaciones de perdiz están especialmente tocadas.
Reivindicaciones
Ante esta situación, las organizaciones agrarias consideran que las subvenciones que están impulsando las administraciones «no son suficientes».
Creen que es necesario poner en marcha otras medidas como la consignación de una partida bianual en los presupuestos de la Junta para 2017 de 100 millones de euros, destinados a préstamos subvencionados, a siete años, con dos de carencia, mediante convenios con la banca privada.
Además, plantea reducciones fiscales, exoneración del pago de cuotas a la Seguridad Social y el aplazamiento del pago a los regantes tanto de la tarifa de riego como del canon de regulación de la campaña 2017, o el anticipo de todas las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC).
Compartir: