La sequía da la puntilla a los viñedos españoles, azotados por las heladas
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elconfidencial.com, Digital - 16/10/2017
15.10.2017 - 05:00 H. - Actualizado: 7 H.Las intensas heladas de abril dejaron a los viticultores con la sensación de que nada podía salir peor, pero se equivocaban. España se muere de sed. La sequía ha dado la puntilla a unos viñedos que ya padecieron los efectos del hielo en su peor momento, justo cuando estaban brotando los racimos. ¿Resultado? Malas cosechas y peores perspectivas de futuro si el clima sigue sin dar tregua al campo español.
La sequía ha sido devastadora. Eso sin contar con las tormentas de granizo a principios de verano en zonas concretas como Albacete, Cuenca o Valencia. Es un suma y sigue, explica el responsable técnico del sector del vino de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja). José Ugarrio estima una producción de unos 35 millones de hectolitros en 2017, un 20% menos respecto a los 44 millones del año pasado. Este último dato corresponde al Ministerio de Agricultura.
La sequía destroza el campo español: Nunca habíamos tenido un año tan maloMaría ZuilLa escasez de lluvias, las altas temperaturas y las heladas de abril han afectado a cultivos, ganadería y vides de todo el país. El sector pide medidas excepcionales para salvarse
Según el Sistema Español de Seguros Agrarios (Agroseguro), los cereales y la uva de vino han sido los cultivos más afectados. Las indemnizaciones alcanzan los 208 millones de euros en el primer caso y los 75 millones en el segundo, coincidiendo con uno de los peores años en términos de siniestralidad. Las heladas, las tormentas de granizo, las temperaturas inusualmente altas y la falta de lluvia han arrasado una superficie agrícola de más de dos millones de hectáreas en España.
Si hablamos de vino, las comunidades más afectadas son Galicia, Castilla y León, Navarra y País Vasco, golpeando a denominaciones de origen como Ribera del Duero, Rioja o Ribeira Sacra. A finales de abril, se produce una irrupción de aire frío que provoca una brusca bajada de las temperaturas, alcanzando los nueve grados bajo cero en León, por ejemplo. Las yemas y los incipientes brotes están muy tiernos en ese momento y tienen un gran contenido en agua, lo que hace que los daños sean aún mayores, explica Agroseguro.
Las heladas castigaron los viñedos con dureza en Castilla y León. Imagen cedida por Sofía Acebes García.
Las altas temperaturas y las heladas también han destrozado las cosechas de cereal, con una superficie siniestrada de 1,2 millones de hectáreas en lo que va de año. Según las últimas estimaciones del Ministerio de Agricultura, la producción de cereales de otoño-invierno (trigo, cebada, avena) se ha despeñado un 37,1% respecto a la campaña anterior debido a distintas incidencias meteorológicas adversas y, en especial, a la sequía primaveral.
Subida de precios a la vistaLa mala campaña vinícola se traducirá en una subida de tarifas tanto en origen (uva) como en destino final (tienda). Habrá suficiente abastecimiento, pero veremos una tensión en los precios al alza que se notará sobre todo en el vino 'commodity' [a granel], indican fuentes del sector. Ugarria (Asaja) deja claro que hay margen de maniobra para aumentarlos porque España exporta a precios inferiores a otros países.
Francia se forra con el vino tres estrellas Michelín; España vende el 58% a granelMarina ValeroEl vino más popular del mundo se fabrica aquí, pero sus precios están a años luz de otros países. España supera a los galos en exportaciones de litros pero cobra tres veces menos
Y pone como ejemplo a Italia o Francia, principales productores de vino junto a España. El precio medio allí oscila entre tres y cinco euros por litro, frente al euro en nuestro país. En algunos casos, ni siquiera cubrimos los costes de producción, advierte. El gran reto de la industria es crecer en valor para que dejemos de ser el segundo país que vende más barato a nivel europeo, añaden otras fuentes consultadas.
Este año se esperan unos 145 millones de hectolitros producidos en la Unión Europea, un 12,6% menos respecto a 2016. Por países, lidera Italia con 41 millones (-21%), seguida de Francia con 37 millones (-18%) y España con 35 millones (-20%). La caída de la oferta ya está empujando al alza el precio de la uva, concluyen desde Asaja.
Compartir: