La sequía dispara el recibo de la luz un 29% en sólo un mes
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 02/11/2017
La caída del 50% de la generación hidráulica y la falta de viento auguran una escalada de precios en invierno hasta niveles récord El «buen tiempo» tiene varias aristas ocultas. La primera de todas es la sequía, que amenaza con convertirse en una de las peores del decenio y que está arruinando ya buena parte de la producción agrícola. La segunda es el encarecimiento de los precios de la electricidad. Aunque el precio medio del megavatio se encuentra aún contenido, a excepción de los picos del 24 de octubre, la tendencia al alza es notable desde comienzos de octubre, en línea con lo ocurrido el pasado año.
A la sequía se ha unido la ausencia de viento lo que resta aportación a dos de las tecnologías de generación más competitivas en precio y obliga al sistema a utilizar otras más caras que se encuentran generalmente en la recámara. Las llamadas tecnologías de respaldo, que salen al rescate en momentos de alta demanda ante la insuficiencia de las fuentes de generación más barata para abastecer al mercado, fueron en buena medida responsables del alza de la electricidad que se produjo el pasado mes de enero, cuando el precio final medio del megavatio hora, incluidos sobrecostes, se fue a los 73,56 euros, tras registrar varios picos diarios que alarmaron a los consumidores.
Sin embargo, el pasado lunes 23 el precio del megavatio hora se disparó a las 19:00 horas hasta los 182,54 euros a todos los hogares acogidos a la tarifa regulada, el PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor), que tiene cerca de la mitad de los usuarios. Es un precio incluso superior al alcanzado a comienzos del año. ¿Hay motivos para alarmarse y correr a apagar las luces?
Aún no. Aunque siempre es una política doméstica acertada controlar el consumo eléctrico, los precios medios horarios a efectos del cálculo del PVPC se mantienen estables a lo largo de octubre en torno a los 50 euros. El pico del mes se alcanzó el pasado día 22, cuando se rozaron los 62 euros MWh. Lo ocurrido el lunes 23 se debió a causas que tienen que ver con ajustes del sistema que investiga ya Competencia. Por el momento, Red Eléctrica (REE) ha negado que demandara 5.000 MW de reserva de potencia adicional como consecuencia de un fallo del algoritmo informático que casa demanda y oferta.
Sin embargo, pese a este incidente, los analistas de energía consideran que se dan todos los factores para que los precios se disparen al menos en la misma medida que ocurrió en la pasada temporada invernal. Aunque la climatología no está ayudando, al menos las temperaturas inusualmente cálidas están conteniendo la demanda por ahora. ¿Pero qué ocurrirá cuando entre el frío?
En la última semana, la aportación de la energía hidráulica al sistema ha estado por debajo de lo habitual en las mismas fechas de los años precedentes aunque no de forma significativa. El lunes 23 de octubre, sólo «tiró» un 1,9%; el martes 24, un 1,3%; el miércoles 25, un 1%; el jueves 26, un 0,7%... En las mismas fechas de 2016, la hidráulica aportaba el 2% de media. En conjunto, la producción hidroeléctrica se ha desplomado un 50% en un año, pero no es el único factor. La eólica también está aportando menos que en las mismas fechas de hace un año.
Por su parte, los ciclos combinados, que suelen entrar con fuerza en momentos de alta demanda y baja aportación de la eólica e hidráulica (noviembre, diciembre y enero) están también en similares cuotas que hace un año, en torno al 12% de media en lo que va de mes. Los ciclos combinados son la principal tecnología de generación eléctrica térmica convencional en España. Con la penetración de energías renovables, ejercen un rol de tecnología de respaldo y de cobertura de puntas del sistema. Ese rol secundario es esencial para el sistema, ya que los ciclos combinados garantizan el suministro y la cobertura de la demanda del sistema.
Según el comparador de tarifas Selectra, con el alza del 9% en el precio regulado y la luz a niveles máximos de principios de año, sólo superado por enero, el recibo de la electricidad para un hogar medio, con 4,6 kW de potencia contratada y un consumo anual de 3500 kWh, ascenderá en el mes de octubre a 80 euros, tres euros más que en septiembre y cinco más que en agosto pasado. Según el simulador del recibo de la luz de la CNMV, la factura en similares condiciones el pasado mes habría ascendido a 62 euros, 18 euros menos que este año. Esto supondrá un encarecimiento del recibo medio del 29%.
En ausencia de lluvias y si el viento no lo remedia, seguiremos quemando carbón y gas, lo que llevará el precio de energía eléctrica a niveles, al menos, iguales a los del pasado año.
Compartir: