La sequía lleva al límite a la mayoría de cultivos del campo leonés
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 03/05/2017
El seguimiento de la sequía en los cultivos leoneses se ha convertido en el asunto principal del orden del día del Consejo Agrario de León, celebrado hoy en la Delegación territorial, en el que se ha destacado la situación límite en la que se encuentra la mayoría de cultivos en la provincia.
Según ha informado en un comunicado el Consejo al finalizar la reunión, en el caso de los cultivos de secano, tanto los cereales, como las oleaginosas, proteaginosas y leguminosas se encuentran muy afectados por la sequía en todas las zonas de la provincia, necesitando agua con urgencia.
En concreto, las zonas próximas a las provincias de Palencia y Valladolid son las más dañadas.
En el resto de zonas, podría darse cierta recuperación de los cereales si llueve en los próximos días, aunque parte de ellos ya están espigados, por lo que habrá una reducción de la cosecha en relación con un año normal.
En este tipo de cultivos, de las 93.082 hectáreas solo están aseguradas 23.100, lo supone el veinticinco por ciento de la superficie total.
El viñedo, por su parte, se ha visto perjudicado por las heladas y en la Denominación de Origen Bierzo, donde los daños alcanzan el 70 por ciento y solicitarán la declaración de zona catastrófica.
En el caso de la DO Tierra de León, la damnificación es también elevada y el Consejo Regulador hará lo propio.
Las heladas han ocasionado perjuicios en la patata, que ha sido el cultivo más afectado, aunque los manzanos y perales de la comarca de El Bierzo también se han deteriorado y, como consecuencia, se esperan importantes pérdidas de producción.
Dentro de los frutales, sólo están aseguradas 74,76 hectáreas de las 1.100 existentes de manzana y pera. Los cerezos también se han visto muy afectados.
Asimismo, el lúpulo ha sufrido graves daños por las heladas y aunque rebrote habrá una pérdida de producción.
En cuanto a los cultivos de regadío, la remolacha y el maíz recién nacidos se han visto damnificados a causa del temporal helado.
Esto obligará a tener que resembrar una parte importante de la superficie destinada a los mismos, mientras que los cereales en regadío presentan un desarrollo normal a día de hoy.
Respecto de la campaña de riego, hay diferencias en función de las zonas regables.
Por un lado, en el área dependiente de los embalses de Riaño y del Porma, no habrá grandes problemas, pero los agricultores tendrán que hacer un uso muy racional del agua y destinar parte de su superficie a cultivos con baja demanda de agua, sobre todo en las zonas con riegos no modernizados.
Por otro lado, en el sector dependiente de los embalses de Los Barrios de Luna y Villameca, los agricultores tendrán que planificar de forma muy estricta sus cultivos, sobre todo en las zonas no modernizadas.
Los pastos también se encuentran en una situación límite, necesitando agua con urgencia. Los ganaderos pueden sufrir un incremento importante en sus costes de explotación por la escasez de pastos y forrajes para el ganado.
Las organizaciones profesionales agrarias, además de ratificar los datos facilitados por la administración, han solicitado al Consejo Agrario Provincial que traslade a la Consejería de Agricultura y Ganadería que autorice la siega o pastoreo de los cultivos herbáceos de secano sin penalizaciones en la PAC.
Compartir: