La sequía será más frecuente e intensa
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 18/12/2017
GAlicia ha empezado a prepararse para una sequía que cada vez será más frecuente e intensa por el cambio climático, y que han pagado hasta ahora los sectores agroganadero que no descarta que este invierno vacas mueran de hambre y turístico con importantes pérdidas económicas.
Así lo explica a Efe el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Galicia, Francisco Infante. «Desafortunadamente las proyecciones climáticas se están confirmando», afirma. Para mitigar el efecto del cambio climático es necesario reducir las emisiones gases efecto invernadero, apostar por un desarrollo más sostenible, con menos deforestación y adaptación. Galicia tiene sus reservas hídricas en los embalses un 20 por ciento por debajo de lo habitual en diciembre, con un déficit de precipitaciones de casi el 50 por ciento en lo que va de año hidrológico y, a pesar de la última borrasca, harían falta cinco o seis más para volver a la normalidad, sostiene Infante.
Los responsables de las dos demarcaciones hidrográficas gallegas conocen todos estos factores y ya trabajan para anticiparse, como reconoce a Efe el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín. Su objetivo es «reducir el impacto de estos fenómenos extremos para población, para la actividad económica y para el medioambiente». Por el momento, Marín ve lejos que se pueda pasar de alerta a emergencia, puesto que a pesar de sufrir el año más seco de la serie, el abastecimiento a la población está «atendido», incluso de persistir la situación actual.
Comparte esta idea Roberto Rodríguez, director de Augas de Galicia y responsable de la demarcación Galicia-Costa, donde las precipitaciones en el último año han sido un tercio menores de lo habitual. Como los estudios anticipan «que el cambio climático ha llegado para quedarse», Rodríguez avanza la necesidad de adaptación a un futuro en el que «no es que vaya a llover mucho menos, pero sí de forma distinta, con la lluvia más concentrada en menos tiempo».
En el plano económico, el secretario general del sindicato CIG, Paulo Carril, advierte de la «repercusión negativa» de la sequía en el sector agrario y en los bancos marisqueros, y propone un «desarrollo económico industrial ligado a un desarrollo sostenible» respetuoso con los recursos naturales. El responsable de agricultura en Unións Agrarias, José Ramón González, recuerda que los daños por la sequía son «irreparables» y han llevado al sector ganadero a unas pérdidas de diez millones de euros en verano solo con la alimentación de las vacas, por lo que cree que «la única manera de paliar estos daños es con ayudas directas».
En el turismo, las consecuencias más inmediatas de la falta de precipitaciones se notan en la única estación de esquí de la comunidad, la Estación de Montaña Oca Manzaneda, que redujo la pasada temporada a 38 días, la mitad de lo habitual, según desvela a Efe su director, Gustavo Sanmartín.
Compartir: