La superficie de agricultura ecológica en Catalunya se duplica en cinco años
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: 20minutos.es, Digital - 24/04/2018
El año pasado llegó a las 200.750 hectáreas, 105.778 más que en 2012, según un informe de la Generalitat.
Los operadores se incrementaron un 9,4% de 2016 a 2017, al pasar de sumar 3.238 a 3.54.
20minutos.es entrevista a un productor ecológico de verdura y fruta.
La agricultura ecológica, es decir, aquella que no emplea productos químicos ni organismos modificados genéticamente y es respetuosa con la naturaleza y la salud, gana terreno en Catalunya. El año pasado, la superficie de producción agraria ecológica se incrementó un 16,8% respecto al año anterior y llegó a las 200.750 hectáreas, más del doble que cinco años atrás, en 2012, cuando fue de 94.972. Además, los operadores crecieron un 9,4% de 2016 a 2017, al pasar de 3.238 a 3.543.
Son datos del informe anual del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CCPAE) de la Generalitat, que también señala que Lleida continua siendo la provincia con más espacio destinado a este tipo de agricultura (103.940 hectáreas), seguida de Girona (41.393), Barcelona (36.521) y Tarragona (18.896).
En cuanto a la facturación, esta aumentó un 20,6% de 2015 a 2016, año en el que el volumen de mercado total fue de 438 millones de euros y durante el cual casi la mitad de los operadores, el 44%, vendieron su producción en Catalunya.
El informe muestra, por otro lado, que el año pasado dos terceras partes de la superficie ecológica catalana, un 18,9% más que el año anterior, eran prados, pastos, forrajes y bosques dedicados a la alimentación del ganado de producción ecológica.
Respecto a los cultivos, los más abundantes fueron los de viña (39%), seguidos de los de olivos (22%) y los de cereales y leguminosas de grano (18%).
En ganadería, revela el estudio, Catalunya fue la segunda comunidad con más explotaciones ecológicas, solo por detrás de Andalucía. Estas sumaron 913, un 9,47% más que en 2016 (834), y las más abundantes fueron las de vacuno de carne, que representaron el 52% del total y crecieron un 11,5% en relación al año anterior.
También aumentaron las explotaciones de equino (20,78%), de caprino de carne (6,17%) y de ovino de carne (5,56%), entre otras.
El informe apunta, asimismo, que Catalunya lidera la transformación de productos ecológicos, con el 25,7% de los operadores ecológicos dedicados al sector secundario del Estado. En el sector terciario también es líder, con el 25,3% de los comercializadores de España y el 36,1% de los importadores ecológicos.
Dídac Valera: "La agricultura ecológica es la que hacía mi bisabuelo en los años 30"
Dídac Valera produce verdura y fruta de agricultura ecológica en el Maresme. Distribuye a través de la empresa L'Hort d'en Dídac.
¿Por qué optó por la agricultura ecológica?
Porque cuando tenía 26 años, cuando usaba un herbicida químico, tenía que ir tapado con un equipo de protección individual y luego me pasaba dos días con sensación de náuseas. Entonces me planteé hacer agricultura ecológica, que no es más que la que hacía mi bisabuelo en los años 30.
¿Qué ventajas e inconvenientes tiene este tipo de agricultura?
Entre las ventajas está que garantiza cero pesticidas y químicos en los alimentos y una gestión sostenible de los recursos productivos en zonas rurales, puesto que no contaminamos con pesticidas ni minerales ni hacemos un uso agresivo de la tierra de cultivo. Además, el consumidor puede pedir directamente al agricultor qué tipo de alimento quiere, consultar sobre variedades, aprender sobre la estacionalidad de los productos y crear una economía de país sostenible. Asimismo, la agricultura ecológica genera ocupación estable. El principal inconveniente es que hay que concienciar a muchos consumidores sobre qué es un producto ecológico, porque a estas alturas hay desinformación y mucho marketing engañoso.
¿La producción ecológica tiene más dificultades que la común?
La tierra se tiene que mimar mucho más. Si no se planifican bien las rotaciones de los cultivos, su fertilidad puede verse afectada. Si se planta, por ejemplo, guisante en un campo un año no se puede volver a plantar lo mismo allí hasta al cabo de cinco o siete años. En la agricultura convencional se desinfecta la tierra o se fertiliza para restituir su capacidad productiva y ya está. En la ecológica, no. La tierra debe latir por sí sola, y para que esto suceda, hay que cuidarla mucho.
¿Es más caro este tipo de producción que el convencional?
Tiene un sobre coste de alrededor de un 30%. El control de las malas hierbas es más complejo y hay que hacer un registro de trazabilidad para garantizar la seguridad alimentaria del consumidor que comporta un trabajo de documentación y que no es gratis. Si las acelgas comunes valen, por ejemplo, un euro, las ecológicas puede que cuesten 1,30.
¿Reciben los productores ecológicos algún tipo de ayuda específica por parte de la administración?
Genéricamente los cinco primeros años si se firman unos compromisos agroambientales, se rebibe una pequeña ayuda por hectárea que, en mi caso, viene a compensar el 20% del coste total que genera la gestión de trazabilidad y certificación.
¿A qué atribuye el aumento de la agricultura ecológica en Catalunya?
A que cada vez hay más consumidores que hacen compra Km 0 y a campesinos y la producción ecológica crece en paralelo.
Imágenes
2
Fotos
Un cultivo de fresas de agricultura ecológica en el Maresme. (HUGO FERNÁNDEZ)
Fresas
Compartir: