La UE detalla avances de última ronda con Mercosur, con trabas en agricultura
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elconfidencial.com, Digital - 11/04/2017
Bruselas, 10 abr (EFECOM).- La Comisión Europea (CE) y el Mercosur mantienen sus diferencias sobre cuestiones agrícolas o el acceso a los mercados, aunque se han producido avances en la negociación de un posible acuerdo de asociación entre ambos bloques.
Como medida de transparencia, la CE decidió hoy publicar en la página web de su Dirección General de Comercio un informe sobre la XXVII ronda de negociaciones del pilar comercial de ese acuerdo de asociación, que se celebró en Buenos Aires del 20 al 24 de marzo.
El documento recoge también varias de las propuestas presentadas al Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay).
En Buenos Aires, la UE puso sobre la mesa propuestas sobre comercio y desarrollo sostenible, transparencia, acceso a la energía y materias primas y agricultura.
También un anexo sobre barreras técnicas al comercio y el sector del automóvil y una propuesta sobre agricultura que incluye provisiones acerca de cooperación bilateral y multilateral o vinos y licores, entre otros asuntos.
Esa ronda, que incluyó reuniones de quince grupos de trabajo, sirvió además para que las partes fusionaran sus respectivas propuestas en diversos textos consolidados, entre los que el dedicado a competencia logró el visto bueno de los negociadores.
En cambio según indica la UE en su informe, en el área de comercio de bienes, el Mercosur señaló que le era "difícil aceptar un texto separado sobre agricultura", como propone el bloque europeo.
Las partes tampoco llegaron a abordar ofertas de acceso a mercados, una de las áreas más complicadas que deberán resolver para cerrar el acuerdo.
Los agricultores europeos siguen preocupados por las importaciones de esos productos que lleguen del Mercosur, con países como Brasil, el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo.
Las partes sí lograron acuerdos sobre procedimientos de licencia para la importación y exportación, eliminaron reservas en áreas como la definición de derechos aduaneros e hicieron progresos en bienes remanufacturados.
Las principales áreas de desacuerdo, sin embargo, siguen siendo las propuestas del Mercosur relativas al sistema generalizado de preferencias (SGP) como la tasa básica de la UE, el valor máximo de arancel, el apoyo interno y protección de industrias incipientes, así como la propuesta de la UE para la prohibición de los derechos de exportación, indica el informe comunitario.
En el apartado de reglas de origen, la UE presentó un nuevo texto sobre autocertificación y verificación que el Mercosur dijo que no podía aceptar al considerar que le supondría una "desventaja" frente a otros socios latinoamericanos.
En aduanas y facilitación del comercio hicieron "progresos significativos" y el Mercosur "presentó los esfuerzos que realiza sobre el intercambio de datos aduaneros en la región", y abordaron igualmente la propuesta europea de incluir una cláusula antifraude.
La UE recalcó que "avanzaron sin problemas" en la negociación de un protocolo de asistencia administrativa mutua, y que acordaron un texto a la espera de una propuesta del Mercosur para un artículo sobre el intercambio automático de información, lo que admitió que constituye "una novedad" y "requiere más tiempo".
En el epígrafe de barreras técnicas al comercio, intercambiaron ideas sobre buenas prácticas reguladoras para la adopción de regulaciones técnicas, estándares, procedimientos de evaluación de conformidad, transparencia y vigilancia del mercado.
Por otra parte, las partes acordaron siete capítulos sobre normas sanitarias y fitosanitarias, a pesar de que aún deberán abordar un "número sustancial" de propuestas en las próximas reuniones.
Asimismo, hubo "progresos sustantivos" en el capítulo de compras públicas pero "continuaron revisando", en el apartado de servicios y establecimiento, aspectos como el desplazamiento temporal de trabajadores, el movimiento de capitales, servicios financieros y postales, telecomunicaciones o transporte marítimo internacional.
La protección de indicaciones geográficas fue "discutida de forma constructiva", se limitó a decir la UE en ese apartado.
A continuación, los negociadores celebrarán una sesión de trabajo intermedia en la capital argentina a finales de mayo antes de participar en una nueva ronda prevista para antes del verano boreal. EFECOM
rja/lmi/son
(Mas información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)
Compartir: