Las heladas arruinan la mitad de los cultivos de uva, fruta y cereal
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 08/05/2017
Escudriñar el cielo intentando adivinar el tiempo que nos depara la meteorología es casi tarea de obligado cumplimiento para el agricultor. No en vano, el clima es con toda probabilidad el mayor factor de riesgo que afecta al campo a los cultivos.
Las últimas heladas de hace unos pocos días, muy avanzada ya la primavera, han afectado seriamente a las comunidades de Castilla y León, La Rioja, País Vasco, alcanzando también a zonas de Navarra y Galicia y a algunos puntos muy localizados de Aragón y Cataluña. El frío repentino y la falta de agua que vienen padeciendo desde hace meses las tres primeras han supuesto un duro revés para la producción de vino, y en menor medida, para la de cereal, maíz, patata, lúpulo y algunos frutales.
Gran parte de La Rioja (Alta y Media), así como la zona de la Rioja Alavesa del País Vasco, han visto como más de 8.700 hectáreas de viñedo se han visto seriamente dañados por esta ola de frío, que ha provocado una caída de los termómetros de entre 2 y 5 grados bajo cero, aunque en algunas zonas se alcanzaron temperaturas de -9 º. La superficie afectada en el viñedo riojano alcanza un 15,1% y la de Álava un 16,3%, apuntan desde UAGR-COAG. En Castilla y León, las primeras estimaciones hablan de 18.000 hectáreas dañadas.
Las comarcas más afectadas han sido las de Baños de Ebro y alrededores, en especial las localidades de Elciego, Samaniego, La falta de lluvias provoca más debilidad en la planta para soportar situaciones de estrés como el fríoLabastida, Leza y Navaridas. Algunos viticultores de la zona hablan ya de que se han helado entre el 80 y el 90% de los pámpanos o yemas de la vid, y calculan mermas en la próxima cosecha en torno a un 80%.
Esta brusca caída de las temperaturas ha sido letal para unas vides que tenían muy adelantadas sus floraciones para estas fechas, más propias de mitades del mes de mayo, debido a las altas temperaturas de las últimas semanas, según UAGR. Además la falta de lluvias había obligado a los agricultores a regar sus viñas en el momento de la helada al igual que se hace con los frutales, ya que la situación permanente de sequía les otorga mayor debilidad frente a situaciones de estrés como el frío. Los expertos aseguran que aún es pronto para saber si esta práctica ha sido efectiva para intentar paliar los daños.
Recuperación complicada El consejero riojano de Agricultura, Íñigo Nagore, ya ha afirmado que no se va a pedir la declaración de zona catastrófica, lo que ha provocado las iras de la Asociación de Bodegas de la Rioja Alavesa (ABRA). Aunque la recuperación va a ser complicada, según Nagore, debido a la falta de lluvias, aún es pronto para evaluar los daños. En este sentido, algunos expertos han asegurado sobre el terreno que es necesario que transcurran algunos días más -entre siete y diez- para ver cómo evoluciona la planta y comprobar en ese momento cuáles son los daños reales de la misma.
En Castilla y León, una comunidad muy castigada por la sequía, las heladas han dado la puntilla a toda la zona centro. Provincias como Valladolid y Palencia, casi en su totalidad, y en menor medida en Salamanca y Ávila, se han visto seriamente comprometidas. A los escasísimos índices de pluviosidad hay que sumarle la falta de agua embalsada, que ha obligado a establecer restricciones, como los embalses de León, o el Sistema Carrión, que afecta a 52.000 hectáreas.
En muchos casos, destaca el coordinador técnico de la Coordinadora Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Prisciliano Losada, las cosechas están ya perdidas, incluso aunque vuelva a llover. Tal es el caso de los cereales, el forraje y los cultivos de regadío que no se han podido ni sembrar, como el maíz, patata y remolacha. Respecto al cereal -destaca- las pérdidas alcanzan el En comarcas de Baños de Ebro se han helado entre el 80 y el 90% de las yemas de la vid y calculan mermas en la cosecha en torno a un 80% 50% y dependiendo de las zonas, la cosecha está prácticamente arruinada. En algunos supuestos, dependiendo del cultivo se podría intentar una resiembra, pero la falta de agua para riego lo hacen casi imposible. En otros es totalmente inviable. «Es imposible plantar remolacha en mayo», concluye. La helada de la semana pasada ha hecho estragos en la zona del Bierzo, principalmente en viñedo y frutales como la manzana. En el caso del vino, con un alto valor añadido, las pérdidas podrían rondar el 80%, afectando a las denominaciones de origen Ribera de Duero, Bierzo y Tierra de León.
Valor del seguro agrario A falta de completar la evaluación de los daños, tanto de las diputaciones forales y provinciales, como desde el propio Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se lleva tiempo concienciando a los profesionales del campo a fin de estar cubiertos con seguros agrarios que permitan hacer frente a contingencias inesperadas de pérdida de cosecha.
Actualmente, las coberturas del viñedo en Agroseguro para heladas abarcan en toda España 104.600 hectáreas para una producción de 672 millones de kilos de uva y con una capital asegurado de 324 millones. El caso del sector vitivinícola, las producciones tienen bastante cobertura de seguros, no así otros cultivos o zonas productoras.
Desde COAG estiman que la actual situación es excepcional. Las medidas de ayudas que se aplican (aplazamiento en los pagos a la Seguridad Social o el IVA, concesión de créditos blandos, etc.) no son suficientes, ya que el seguro cubre únicamente una parte. Por tanto, piden que se vuelvan a recuperar las cantidades que destinan las Administraciones y que disminuyeron a causa de la crisis.
Perdida el 80 por ciento de la producción de lúpulo en EspañaOtra cosecha que prácticamente se ha perdido es la de lúpulo. El 98% de la producción española se concentra en la Ribera del Órbigo -en la provincia de León-, con cerca de 500 hectáreas. El 2% restante se reparte entre Galicia, Asturias y La Rioja. Se calcula, según los productores, destaca Prisciliano Losada, de COAG, que se ha perdido en torno al 80% de la producción. La empresa que lo comercializa, Lúpulos de León, una sociedad agraria de transformación, va a tener serias dificultades para abastecer este año a sus clientes. La producción de lúpulo no se queda solo en nuestro país, sino que desde hace un tiempo se venía exportando a varios países europeos con gran tradición cervecera, como Bélgica o Alemania.
TemasVinoCerealesFrutas
Compartir: