Las importaciones de carne marcan un récord histórico
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavanguardia.es, Digital - 10/11/2017
La factura mundial de la importación de alimentos de primera necesidad se disparará este año un 6% hasta superar los 1,2 billones de euros, lo que representa la segunda cifra más alta de la historia. En cuanto a la carne, las importaciones mundiales alcanzarán este año un máximo histórico de 150.000 millones, un 22% más que en el 2016.
Así lo asegura la FAO, organismo de las Naciones Unidas para la agricultura, en un estudio que se publicó ayer. Es una mala noticia para los países menos avanzados, que tienen ingresos débiles y han de satisfacer las necesidades básicas de su población. Las implicaciones socioeconómicas de este fenómeno son un vivo motivo de inquietud, reza el informe. Si el cambio climático perjudica el cultivo en los países tropicales, sus importaciones podrán aumentar todavía más, explica el economista de la FAO, Adam Prakash.
Las implicaciones socioeconómicas de este fenómeno son un vivo motivo de inquietud
El problema es que muchos de estos estados, ante el aumento del presupuesto destinado a adquirir alimentos procedentes del exterior, pueden verse obligados a apretarse aún más el cinturón. Este experto subraya cómo el tener que pagar unas facturas más elevadas no quiere decir que estos países necesariamente compren más comida.
Porque si comer sale más caro, también hay quien decide comer menos. Para estas economías, la factura de las importaciones subirá este año un 10%. La de los cereales, alimento base para gran parte de la población, un 13%. Si los consumidores no tienen más ingresos, su situación va a empeorar, reconoce.
Ante el aumento del presupuesto destinado a adquirir alimentos procedentes del exterior, muchos estados pueden verse obligados a apretarse aún más el cinturón
En la actualidad los inventarios son abundantes, las previsiones de cosecha son buenas y los mercados de productos alimentarios continúan estando bien abastecidos. El encarecimiento de las importaciones se debe a que los costes del transporte marítimo han subido, tanto por el combustible como por una mayor demanda mundial, en gran parte procedente de Asia.
A esto hay que añadir que los precios de los alimentos en promedio son más altos este año que el anterior. En particular, el del trigo Hard Red Spring de EE.UU, variedad para elaborar fideos y pasta fue un 40% más elevado en julio del 2017 que hace un año. Del mismo modo, el índice de precios para la mantequilla ha subido un 41% en lo que va de año, más del triple que el de los productos lácteos.
Compartir: