Las lluvias posponen el decreto de sequía
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavozdealmeria.es, Digital - 14/03/2018
Las lluvias caídas en Andalucía han dado margen a la Consejería de Medio Ambiente que se encontraba bajo la guadaña de tener que aprobar en unos días por primera vez un decreto de sequía para la Cuenca Mediterránea que es de competencia autonómica.
Esas precipitaciones, que han conseguido también reabrir el grifo del Negratín para los regantes del Almanzora, han propiciado el incremento de las reservas de los recursos hídricos en los embalses de las cuencas intracomunitarias.
La Consejería anunció ayer que las demandas pueden atenderse con normalidad en todos los sistemas de regulación, salvo La Viñuela-Axarquía y el Levante almeriense (aunque aquí a partir de ahora cuentan con 11 hectómetros del Negratín hasta mayo que salvará las cosechas de primavera) "lo que hace innecesario adoptar medidas restrictivas urgentes para paliar los efectos de la sequía". Así se recoge en el informe presentado ayer en el Consejo de Gobierno por el titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal.
Durante estas últimas semanas, el Gobierno autónomo ha estado rumiando la aprobación de un decreto, pero asumiendo que podría ser contraproducente para las propias necesidades de regadío de los agricultores.
La parte mollar, de esta decisión de doble filo, sin embargo, es que los regantes de la provincia no podrán beneficiarse de una bonificación de los precios del agua, al menos por ahora. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que tiene aprobado un Decreto de Sequía en cuencas extracomunitarias como la del Segura, introduce en una de sus cláusulas esa subvención del agua de las desaladoras de Acuamed hasta un precio final de treinta céntimos el metro cúbico a salida de planta (los regantes del Almanzora, Níjar y los del Poniente están pagando hasta 45 céntimos a salida de planta de las desaladoras de Carboneras y Balerma, la de Cuevas del Almanzora no está ni se le espera, por ahora).
El Ministerio hizo saber a la Junta que para bonificar también a los regantes de la Cuenca Mediterránea, que es de competencia autonómica, tendría que aprobar su propio Decreto de Sequía, decisión que ahora se pospone.
El consejero ha señalado que el Decreto ley de Sequía que estaba elaborando su departamento se tramitará ahora para su aprobación en otoño de 2018.
En Almería, donde las precipitaciones han sido menores, embalses de Benínar y Cuevas del Almanzora se encuentran por debajo del 20%. No obstante, la mayor parte de los recursos procede de fuentes no reguladas: aguas subterráneas, desaladas o de trasvases como los del Tajo-Segura y el Negratín- Almanzora. Este último se reabrió el pasado 10 de marzo, con la consiguiente mejora de la disponibilidad en el Levante almeriense, afectada por los cortes del pasado verano.
Compartir: