Las salidas de aceite de oliva al mercado bajaron casi un 15% hasta final de febrero
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agronegocios.es, Digital - 27/03/2018
La producción nacional de aceite de oliva acumulada hasta final de febrero ascendió a 1,206 millones de toneladas, tras sumar 154.200 t más en dicho mes, según los últimos datos, todavía provisionales, de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA).
En relación al mismo periodo del año anterior supone una producción un 3% inferior, ya que entonces alcanzó 1,24 millones de toneladas, aunque estuvo un 5,6% por encima de la media de las tres últimas campañas, pero un 3,1% por debajo si se suma la media de las últimas cuatro campañas, ya que la 2014/15 solo fue de 813.600 toneladas.
Esta Agencia (www.aica.gob.es) calcula que las salidas de aceite de oliva al mercado alcanzaron en dicho mes las 95.900 t, de las cuales 37.900 t corresponderían a la demanda del mercado interior aparente y otras 58.000 t a las exportaciones.
En los cinco primeros meses de la actual campaña 2017/18 estas salidas al mercado de aceite de oliva suman un total de 531.900 t, de las que un 62,3% corresponderían a exportaciones, con 331.400 toneladas, y 200.500 t al mercado interior aparente.
Son un 14,7% más bajas que en la campaña anterior, y están un 8,7% por debajo de la media de las tres últimas campañas y también un 12,1% de la media de las cuatro últimas.
Las ventas acumuladas al exterior en estos cinco primeros meses bajan un 18,3% respecto al mismo periodo de la campaña anterior y están también un 8,6% por debajo de la media de las tres últimas y también están un 12,4% por debajo de la media de las cuatro. Las salidas al mercado interior bajan un 7,9% respecto a la anterior campaña, un 8,7% sobre la media de las tres últimas y un 11,7% sobre la media de las cuatro anteriores.
Desde el sector productor se ha demandado tanto a los industriales envasadores, como sobre todo a la distribución comercial que el importante descenso de precios que ha habido desde inicio de año, que rondan el 25% en términos medios y que ha dejado al aceite de oliva virgen extra solo por encima de los 3 /litro y a los vírgenes y lampantes ya por debajo de ese techo, se trasladen a los PVP al consumidor, que aún sigue pagando bastante por encima de los 4 /litro para los aceites vírgenes y vírgenes extras.
Reactivar la demanda interna
Con ello pretenden que se pueda reactivar, al menos, la demanda interna de consumo que aún sigue cayendo de forma considerable respecto al año anterior, y que tiene su contrapeso en un crecimiento, algo más atenuado que un año antes, de las ventas de aceite refinado de girasol envasado.
Las importaciones de aceite de oliva, por su parte, con datos aún provisionales de febrero, se elevaron a 77.400 t, tras sumar unas 20.500 t durante dicho mes, siendo un 71,6% más altas que en la campaña anterior por estas mismas fechas, un 45,4% por encima de la media de las tres últimas campañas y un 65,4% más elevadas que la media de las cuatro últimas. Fuentes del sector estiman que este volumen de aceite importado podría incluso llegarse a doblar a lo largo de esta campaña.
Con estos datos, las existencias acumuladas a 28 de febrero ascendían a casi 1,06 Mt, de las que 815.200 t en stock estaban en almazaras, otras 27.900 t en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero y 213.400 t en poder de los envasadores, refinadores y otros operadores del mercado.
Para final de la presente campaña 2017/18 (30 de septiembre), las previsiones del sector son de un stock de enlace por encima de las 350.000 toneladas, a expensas de cómo se comporte el mercado en los próximos meses, previendo una menor caída y, por tanto, una recuperación, de las ventas al exterior en la segunda parte de la campaña, y una mejora de la demanda interna, ligada a unos PVP más atractivos para el consumidor.
La mejora de las previsiones de producción en la campaña actual, al pasar de 1,1 Mt e incluso algo menos a más de 1,2 Mt de aceite de oliva; las lluvias de estos dos últimos meses, que garantizan en gran parte la próxima cosecha de aceituna para almazara en nuestro país, y la mejor situación de la oferta de producción y de las disponibilidades en la mayor parte de los países productores de la UE y terceros, sobre todo Túnez, Italia, Portugal y Marruecos, son factores que están contribuyendo a alimentar esta situación de bajada de precios internos en origen del aceite de oliva.
Compartir: