Los afectados por el lobo rechazan las ayudas que propone la DGA
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 17/08/2017
Los colectivos de ganaderos afectados por la presencia de lobo han rechazado de nuevo las soluciones que propone el Gobierno de Aragón. Tras presentar un borrador del texto de ayudas (también engloba los ataques de oso) hace poco más de dos semanas, Desarrollo Rural ha publicado la orden de subvenciones que va a ser sometida a opinión pública.
Durante este proceso, que dura un mes, cualquier persona física o jurídica podrá acceder al texto y presentar las sugerencias que crea pertinentes. Los ganaderos ya han declarado que estudiarán presentar alegaciones en contra de la propuesta y que cuando se convoquen las ayudas no las solicitarán. Incluso plantean ir a juicio para exigir al Ejecutivo una responsabilidad patrimonial por los daños que han generado los ataques.
La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) afirmó que «el texto ha mejorado un poco frente al primer borrador, pero seguimos sin estar conformes». Las ayudas siguen siendo «insuficientes» porque tienen unos topes, por ejemplo el máximo está fijado en 6.000 euros al año por explotación. Por esta razón, «cualquiera que haya sufrido ataques ha perdido mucho más de lo que pueda llegar a recibir», añadió el sindicato.
actividades subvencionables / Las ayudas irán enfocadas en dos direcciones. Por un lado, a contrarrestar los sobrecostes derivados de la prevención para evitar los ataques y, por otro, a apoyar al sector mediante una serie de primas a las ganaderías ubicadas en los municipios donde esté reconocida la presencia del lobo o del oso. El texto recoge como medidas de seguridad los vallados fijos o portátiles acompañados de pastores eléctricos (hasta un máximo de 3.000 euros al año por explotación) y la contratación por cuenta ajena de personal para la vigilancia nocturna de los rebaños hasta los 4.000 euros por año y explotación.
También comprende la adquisición de perros mastines en cualquiera de sus variantes (incluyendo los gastos veterinarios iniciales y de inscripción en el registro). Cada explotación con más de 500 cabezas de ganado podrá contar con dos perros y con uno más por cada 250 animales hasta un máximo de cuatro. Además se podrán solicitar hasta 1.000 euros por cada mastín para alimentación y cuidados veterinarios.
La Administración también ha planteado una prima por número de cabezas de ganado que se aplicará a partir de un mínimo de 100 animales y hasta un máximo de 2.000, que tengan más de un año de vida, por explotación. Esta es una de las mejoras que reconocen los colectivos frente al primer texto, que ponía el tope en 1.000.
Las explotaciones ganaderas que hayan sufrido ataques en los 12 meses previos a la convocatoria recibirán una prima de hasta cuatro euros por animal frente a los dos euros con los que se primará a los demás ganaderos que ejerzan en zona de riesgo.
José Luis Lasheras, ganadero y representante de UAGA, explicó a EL PERIÓDICO que la Administración está mostrando mucho interés para compatibilizar la ganadería con la presencia del lobo, algo que los ganaderos no comparten. Los colectivos afectados ya han manifestado en varias ocasiones que no quieren ayudas para compensar los daños, sino que trasladen al animal.
«Los Monegros no es un territorio para lobos, aquí solo pueden alimentarse con nuestras ovejas», declaró Lasheras. El ganadero explicó que estas ayudas son «un parche». «Si salen las subvenciones, la gran mayoría no se acogerá a ellas y seguirá luchando contra la presencia del animal en Aragón», añadió.
Compartir: