Los agricultores reciben como regalo de Reyes la llegada de lluvia y nieves
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 09/01/2018
Como un "gran regalo de Reyes" han recibido los agricultores y ganaderos las precipitaciones en buena parte del país, que serán muy positivas para el campo tras meses de pertinaz sequía, mientras que los daños por el temporal son localizados, como un tornado que afectó a invernados de Almería.
Desde Aragón, UAGA ha subrayado que "el temporal está dejando cierta esperanza, después de varios meses sin caer ni una gota".
"Esperanza en las zonas de secano de que germine el cereal sembrado en seco, sin tempero; de que mejoren los embalses con el agua y la nieve caídas en el Pirineo", ha citado, tras añadir que "el olivar, el almendro y la viña necesitaban agua; las pérdidas por sequía de éstos han sido de un 30-50 % en la última campaña".
"La situación de sequía era y es alarmante, ya que se han secado pozos, incluso se ha secado la laguna de Gallocanta; a algunas localidades les suministran los bomberos agua de boca...", ha descrito.
Fuentes de Asaja en Castilla y León han apuntado a Efe que las nevadas han sido bien recibidas en el campo, más en un momento como el actual, en el que ya terminaron las siembras, el viñedo está en parada vegetativa y casi todo el ganado de montana está estabulado; también contribuirán a regenerar los pastos.
Las precipitaciones son aún insuficientes para paliar la sequía -las nevadas han caído sobre todo "de centro para abajo" de la Comunidad, donde no hay grandes embalses- según Asaja, que detecta algunos problemas de los profesionales para llegar hasta las zonas donde está su ganado, vacas principalmente, para alimentarlas.
"Las nieves y el agua se han recibido como un gran regalo de Reyes; muy beneficiosas para las siembras y para los leñosos como el olivar, viñedo, frutales y almendros -se facilita la parada vegetativa, crucial para que la futura producción sea regular y para evitar plagas- y recargar los acuíferos", han indicado desde COAG.
El coordinador estatal de Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, ha recordado que la nieve es una forma de precipitación especialmente bienvenida porque su deshielo permitirá que el agua sea mejor absorbida por la tierra, los acuíferos y los embalses.
Sin embargo, "no creamos que con esto, la sequía se ha acabado, porque es mucha la necesidad que tenemos de agua en todas las cuencas, más aún en el interior y Mediterráneo", ha precisado.
"Más que la nieve, que es buena para rellenar embalses y acuíferos, los agricultores riojanos agradecen los 60 litros por metro cuadrado de agua de los últimos días", según fuentes UAGR.
"Unos litros muy bienvenidos para asegurar el nacimiento de los cereales ya sembrados y para cultivos leñosos, ya que la mayor parte de La Rioja arrastra dos años de importante sequía. Y el frío es bueno durante el reposo invernal de las plantas por su labor de insecticida y fungicida natural", han añadido las mismas fuentes.
Sobre las incidencias, pueblos riojanos sufrieron cortes de suministro eléctrico de hasta 24 horas, "circunstancia que afecta sobre todo a los ganaderos, complicándoles las tareas de cuidado de los animales y mantenimiento de las instalaciones".
En el norte de Navarra ha llovido bastante, aunque en La Ribera "estamos escasos de agua", han detallado desde EHNE, tras reseñar que el temporal es "normal" y "nada extraordinario", a pesar que haya provocado, en el lado negativo, algunos apagones en pueblos.
En Galicia, las aportaciones de agua y nieve llegan a explotaciones "bastante necesitadas", aunque no resuelve las pérdidas millonarias que arrastra el campo de la Comunidad por la sequía de 2017 y otras adversidades climáticas, sin apenas ayudas de la Administración, han asegurado fuentes de Unións Agrarias, que remarca que en el área más afectada por la sequía, como el macizo central orensano, "la situación sigue siendo bastante compleja".
Los ganaderos, según Unións Agrarias, hace tiempo que se vieron obligados a utilizar sus reservas "de invierno" y comprar piensos y forrajes para alimentar su cabaña debido a la falta de pastos.
Para el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, "ojalá hubiera llovido más para recuperar los pantanos", pero las últimas precipitaciones "benefician mucho" a sectores como cereales, olivar, viñedos, almendros, encinar y pastos.
"El 2017 ha sido el cuarto consecutivo de déficit pluviométrico en Andalucía y el más seco desde 1981, situación que no arreglan los 20 litros por metro cuadrado que han caído de media en la cuenca del Guadalquivir en los últimos tres días", ha avanzado Asaja-Sevilla.
En el lado negativo, un tornado en El Ejido, La Mojonera y Balerma (Almería) dañó 200 hectáreas de invernaderos este sábado, con pérdidas que UPA estima en más 40 millones de euros, mientras que otro tornado ha dejado graves daños en pueblos de Girona.
Las precipitaciones "son oro para unos campos machacados por la sequía", según UPA, que matiza que los ganaderos encuentran grandes dificultades para atender a los animales en sus lugares de pasto.
"Miles de ciudadanos de zonas rurales han tenido que hacer frente por sus propios medios a la intensa nevada, seguida de fuertes heladas, que ha afectado a amplias zonas del país", han afirmado.
UPA ha denunciado que "la ayuda de las Administraciones ha sido inexistente en las zonas rurales", tras recordar a la sociedad que "la nevada y sus efectos no se han limitado "a una sola carretera".
Según "Eltiempo.es", el temporal de frío y nieve que azota a gran parte de España desde este pasado fin de semana remite, pero "no tardará en volver la lluvia, el frío y la nieve".
Compartir: