Los empresarios proponen fiscalidad flexible frente a la despoblación
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 23/02/2018
Ello atraería industrias y empresas de todo tipo a los pueblos de nuestra Comunidad Una fiscalidad flexible en los territorios con menor baja densidad de población para favorecer la llegada de industrias y empresas de todo tipo.
Estas es la principal demanda que hacen los empresarios de Castilla y León para hacer frente a la despoblación que padece esta Comunidad, que transmitía ayer el presidente de la patronal Cecale, Santiago Aparicio, durante su comparecencia en la comisión de Empleo del Parlamento autonómico. El también presidente de los industriales sorianos ponía como ejemplo en su intervención el «exitoso» modelo implantado hace más de medio siglo en las Tierras Altas e Islas de Escocia, donde el censo de ese territorio ha recuperado un 22 por ciento de población en este tiempo, debido a la apuesta que el Gobierno de Escocia hizo por la mejora de las infraestructuras; por un nivel asequible de acceso a la vivienda, por la proximidad de colegios y universidades; y por una cultura de cooperación.
«Si no actuamos ya en Castilla y León de manera similar la situación será irreversible», apuntaba el presidente de la patronal castellano y leonesa, quien reclamaba el esfuerzo de todos «y sin partidismo» en ese trabajo para que el nuevo marco de la Unión Europea recoja fondos específicos para atajar la despoblación.
Aparicio llamaba también a las instituciones a mejorar el control del dinero público y en la transparencia en el uso de los recursos que se pongan a disposición de los proyectos, pero también a que apuesten de una vez por todas por las nuevas tecnologías, especialmente por la fibra óptica, y por «repensar» el actual modelo de desarrollo rural en Castilla y León. Un plan global de turismo, un servicio de negocio y, sobre todo, una mayor conciencia de pertenencia a Castilla y León, son otras de las medidas aplicadas en las Tierras Altas de Escocia que, según Aparicio, tendrían que aplicarse en esta Comunidad para afrontar el reto demográfico en los próximos años.
Los procuradores de los partidos políticos que participaban en la comisión veían con buenos ojos estas propuestas y coincidían también con Aparicio en la necesidad de actuar cuanto antes y en que el nuevo marco de la Unión Europea recoja fondos específicos para atajar la despoblación. La socialista Virginia Barcones hacía hincapié también en que la futura PAC que está por negociar sea sensible con las pequeñas y medianas explotaciones familiares del medio rural, y apostaba igualmente por la plena cobertura de las tecnologías de la información y comunicación, los servicios básicos del denominado Estado de Bienestar, el fortalecimiento del transporte público y el apoyo a las familias.
Tesis que compartía el PP que, en boca de José Manuel Fernández Santiago, aseguraba que la lucha contra la despoblación debe centrarse al margen de los intereses políticos.
Desde Ciudadanos, el procurador José Ignacio Delgado apelaba a la necesidad de transmitir en la escuela y a edades tempranas «el orgullo por la tierra», para de esta forma hacer ver que en los pueblos «se puede vivir bien», y apuntaba también a la importancia de que se incrementen las ayudas a las empresas y los emprendedores para que inviertan en los pueblos.
Adela Pascual, de Podemos, llamaba también a apostar por un modelo productivo basado en la economía, la sociedad y el medio ambiente.
Compartir: