Los mercados de los cereales siguen estables, aunque con una subida leve del maíz y la cebada
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agroinformacion.com, Digital - 15/05/2018
Una semana más, los mercados de los cereales siguen estables y sin grandes cambios, en la tónica de las últimas semanas a la espera de acontecimientos que hagan mover a las Lonjas al alza en las cotizaciones.
Así, los precios del maíz y la cebada suben ligeramente del 7 al 11 de mayo en los mercados mayoristas, mientras caen los del trigo blando y se mantienen para la cebada de malta y el trigo duro, según ha informado este lunes 14 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).
Las cotizaciones medias nacionales de cereales, que siguen estables, han sido las siguientes: trigo blando, 183,88 euros/tonelada (-0,05 %); cebada, 177,18 euros/tonelada (+0,05%); cebada de malta, 186,67 euros/tonelada (estable); trigo duro, 200,60 euros/tonelada (estable) y maíz, 180,82 euros/tonelada (+0,16 %).
En comparación con enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 8,76 %; los de la cebada, un 14,70 %, y los del maíz un 2,31 %.
Por el contrario, las cotizaciones del trigo duro han disminuido un 9,51 % en comparación con enero del año pasado.
Esta situación de falta de movimiento y de rentabilidad se produce cuando el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha instado esta semana pasada al sector del cereal a "reforzar los nexos" entre los distintos eslabones de la cadena (semillas, productores, industria y comercio) y a incrementar las cosechas "bajo contrato" entre productor y fábrica.
Cabanas inaguró la jornada del Grupo para la Evaluación de Nuevas Variedades de Cultivos Extensivos (Genvce), que reunirá hasta mañana en San Fernando de Henares (Madrid) a 1.500 agricultores y profesionales del sector de la semilla, así como a representantes autonómicos, para conocer los avances en nuevas variedades.
Asimismo, cabe destacar que Brasil recogerá este año una cosecha de granos (cereales, leguminosas y oleaginosas) de 230 millones de toneladas, es decir, un 4,4% inferior a la de 2017, según los datos publicados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).
Compartir: