Los receptores de ayudas agrarias de la UE bajan un 22 % desde 2013
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 19/04/2017
Desde el año 2013 el número de beneficiarios valencianos de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) han descendido en 21.000 personas (un 22 por ciento) y el número de hectáreas un 18 por ciento (cerca de 100.000 hectáreas), según un informe elaborado por La Unió de Llauradors con datos del Ministerio de Agricultura.
El descenso viene provocado por el pequeño tamaño de las plantaciones de la Comunitat. Desde la reforma de la PAC del 2015, aquellos agricultores que cobraban menos de 300 euros por este concepto dejarán de hacerlo este año, a no ser que a lo largo de este mes se asocien con otros productores y superen esta cantidad. Una decisión que se apoyó desde la Conferencia sectorial del Gobierno central y las comunidades autónomas, incluida la valenciana, tal y como critican desde La Unió de Llauradors.
Pequeñas explotaciones
Esta situación perjudica directamente a la agricultura valenciana por encima del resto de comunidades autónomas con mayor base territorial en sus explotaciones y por tanto con perceptores que cobran un volumen económico más elevado.
Desde la asociación agraria mostraron su preocupación por el hecho de que muchos productores valencianos que no se asocien con otros dejarán de percibir esta subvención en el plazo de un mes.
La Comunitat Valenciana sigue siendo la región en la que más cae el número de solicitudes de ayudas presentadas en todo el Estado. Por lo que se refiere al número de hectáreas, en 2013 se declararon 538.216; 541.076 en 2014 y 440.160 en 2016. En los cuatros años desde la puesta en marcha de la PAC actual han dejado de declararse más de 98.000 hectáreas en el territorio.
Desde el año 2015 se estableció un periodo transitorio para que las personas en esta situación pudieran asociarse y así incrementar el volumen de la ayuda. El año pasado se quedaron fuera los perceptores con importes inferiores a 200 euros y este año también los del tramo hasta 300 euros a no ser que lo solucionen.
En el caso de que estos pequeños agricultores no se fusionen, además de no recibir las ayudas, al cabo de dos años sin cobrarlas se considerará que sus derechos no se han activado y se retirarán a la reserva nacional. De este modo no podrán solicitar las subvenciones a partir de la campaña 2019.
Desde la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), por su parte, indicaron que los cultivos mediterráneos ya se encontraban suficientemente marginados en relación a los de tipo continental, por lo que ahora con estos nuevos criterios de reparto miles de cultivadores valencianos de cítricos, aceituna, almendra, oleaginosas o cereal van a quedarse fuera de las ayudas. «Las políticas de Bruselas se encuentran a años luz de las necesidades de la agricultura mediterránea», asegura el presidente de la asociación, Cristóbal Aguado.
Compartir: