Los regantes del Segura estallan con las reservas de agua al 32%
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 07/04/2017
Empresarios y profesionales de la agricultura murciana estallaron en las últimas horas ante una situación que consideran insostenible por la falta de agua para regar sus cultivos, con un 32,4% de reservas de agua en los embalses de la cuenca del Segura, con diferencia el nivel más bajo de todo el territorio español, y peor que sus vecinos del Júcar, que disponen del 39,5%. Estos datos reflejan que esta área mediterránea no se ha recuperado de la sequía histórica ni siquiera con los temporales de lluvia que se sucedieron a principios de año.
Para hacer escuchar su voz de protesta, agricultores del Campo de Cartagena protagonizaron entre el miércoles y ayer una «tractorada» que se prolongó durante 29 horas con cientos de estos vehículos y camiones bloqueando el tráfico y sumiendo en el caos la movilidad y el transporte en Murcia capital hasta que consiguieron la respuesta oficial por parte del Ministerio de Agricultura, que les recibirá la próxima semana en Madrid.
En los embalses de esta demarcación quedan 370 hectómetros cúbicos de agua, 93 menos que la misma semana de hace justo un año y 220 menos de la media de la última década, un 37% de disminución.
Solamente los dos pantanos de la cuenca del Tajo desde los que se realizan los trasvases al Segura, los de Entrepeñas y Buendía, ya acumulan más volumen hídrico en este momento (442 hectómetros cúbicos) que los 15 de toda la cuenca murciano-alicantina. De hecho, el Ministerio de Medio Ambiente lleva todo este año autorizando transferencias mensuales de 20 hectómetros entre ambas demarcaciones, de los que 12,5 se destinan a riego y los otros 7,5 a abastecimiento doméstico en los hogares.
«Tomarnos el pelo»El presidente de COAG-Cartagena, Vicente Carrión, calificó de «incomprensible» que no se les haya dado una solución en nueve meses, a pesar de solicitar reuniones reiteradamente y por escrito sin éxito. «No se nos puede tomar el pelo así», lamentó.
Aunque retiraron los tractores cuando estaban dispuestos a actuar incluso los antidisturbios, no consideran resuelto el problema. «No nos fiamos de esa reunión en Madrid la próxima semana, nos vamos con un mensaje muy claro: el problema que tenemos es socioeconómico de una magnitud impresionante», afirmó.
El sector ha hecho piña en este asunto, con la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), COAG, ASAJA, UPA y los exportadores de Frutas y Hortalizas de Proexport, junto a organizaciones como la Plataforma Pacto por el Mar Menor, Ecologistas en Acción, la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse), la Cofradía de pescadores y los vecinos de la zona del Campo de Cartagena. El alcalde de Murcia, José Ballesta, advirtió, por su parte, que no se descartan sanciones como consecuencia de los perjuicios provocados por el caos circulatorio.
Este conflicto también puso de manifiesto de nuevo las diferencias entre Ciudadanos y el PP en Murcia, en este caso, en el ámbito local. Así, el grupo municipal del partido de Albert Rivera criticó la «incapacidad política y negociadora del Partido Popular» para llegar a un acuerdo que ha provocado «el colapso de Murcia durante un día y medio», según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.
«El PP no ha movido ficha, ni ha atendido sus demandas», criticó el portavoz de la formación naranja, quien también abundó en la «falta de responsabilidad de los populares», causante de «este perjuicio ocasionado a vecinos y comerciantes».
Compartir: