Mallorca se queda sin almendros
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 25/08/2017
Unió de Pagesos reclama una comisión con especialistas y con el sector que contemple la repoblación: "El panorama es desolador"
Unió de Pagesos reclamó ayer la creación de una comisión técnica con especialistas y con el sector agrícola para hacer frente a la elevada mortandad detectada especialmente en los almendros pero también en otros frutales y ha reclamado un plan de recuperación de árboles que contemple la repoblación.
«El panorama es desolador pero hay que intentar revertirlo entre todos», exigió ayer en una rueda de prensa el secretario general de Unió de Pagesos, Biel Torrens, quien alertó de que entre 2007 y 2017 la isla ha perdido la mitad de superficie de cultivo de almendro, hasta unas 10.000 hectáreas, y de que el ritmo de desaparición «se está acelerando» y si hasta ahora se perdían 1.000 hectáreas anuales, este año serán entre 3.000 y 4.000.
La producción ha bajado de 2.000 toneladas de almendra en 2007 a entre 700 u 800 toneladas que el sindicato estima que se producirán este año, lo que demuestra, en opinión de Torrens, que «Mallorca necesita un plan importante y potente de recuperación de árboles». Según Torrens, «el desastre» lo ha generado un cúmulo de circunstancias que incluyen la sequía de 2016 y ciclos de sequía anteriores, los inviernos cálidos de los últimos años por el cambio climático que han impedido la necesaria hibernación de los árboles y la aparición de enfermedades como el hongo de la madera y la xylella. Los daños afectan sobre todo a los almendros pero también a otros frutales como higueras y ciruelos.
En concreto, sobre la plaga, Torrens dijo que si bien se ha informado de que ha habido positivos de xylella en 25 municipios, el sindicato agrario cree que «está afectada por la situación global toda Mallorca».
Además de que la producción media anual se va a reducir a la mitad, el responsable del sindicato advierte de que es «mucho más grave» la pérdida de árboles, que «se están muriendo en los dos últimos meses».
Reivindicó la importancia histórica del almendro en Mallorca por su nivel de producción y su calidad, y también por su relevancia paisajística que «afecta a la economía en general», así como por su componente medioambiental, porque los árboles retienen la tierra y reducen la erosión en inundaciones y torrentadas.
Unió de Pagesos reclamó el apoyo del Govern y que se cree un grupo de trabajo conjunto, para evaluar la situación y conocer la magnitud del problema.
Compartir: