Manzana ecológica para recupera la agricultura de alta montaña
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavanguardia.es, Digital - 06/07/2017
La valle del Lord, situada en la comarca del Solsonés en medio del Pirineo Catalán, había vivido la desaparición de la agricultura durante el siglo XX. Una situación común en la mayoría de zonas de alta montaña. Durante décadas los cultivos agrícolas daban paso a explotaciones de ganadería intensiva para elaborar productos lácteos. Además, con el creciente interés por el turismo de montaña a principios del siglo XXI, se abandonaba el trabajo en el sector primario para dedicarse al terciario.
Para tratar de revertir este abandono agrícola, recuperar la tierra, y conseguir una economía estable que repercuta directamente en el territorio, un grupo de 7 productores crearon en 2012 la Associació Agrària Ecològica de Muntanya. Decidieron cultivar manzana de cultivo ecológico bajo el nombre BioLord como homenaje al valle que los vio nacer.
Los primeros años fueron difíciles por la falta de experiencia en las plantaciones de montaña, según explica a La Vanguardia el presidente de la Asociación Agraria Ecológica de Montaña, Josep Pintó, pero cada año vamos incrementando superficie y socios y la respuesta del mercado ha sido muy buena .
Empezaron 7 socios que cultivaban 2 hectáreas, 5 años después la marca BioLord cuenta con 17 productores que cultivan 17 hectáreas distribuidas entre cuatro comarcas de alta montaña (Solsonés, Pallars Sobirà, Cerdanya, y Berguedà). Actualmente su producción es de unas 100 toneladas de manzana al año.
Un capo de manzanas BioLord con el pueblo de Sant Llorenç de Morunys de fondo
(BioLord)
Manzana, un cultivo típico de montaña
Todas las manzanas de la marca BioLord se cultivan a más de 700 metros de altura, ya que, según Pintó, las características que da la tierra y las propiedades son muy diferentes que las de la llanura. Según el impulsor de la iniciativa, la manzana es un cultivo típico del pirineo que se trasladó a la llanura de Lleida por ser un terreno de fácil acceso y disponer de agua para el riego.
Además, según los productores de Biolord, la altitud y las condiciones climáticas de montaña le dan a la manzana unas características especiales. El color es más intenso debido a las oscilaciones térmicas que hay entre día y noche. Su piel es mucho más crujiente porqué debido a la climatología no dejan nunca de madurar. Además, conservan un punto de acidez, a diferencia de la manzana de la llanura que son más dulces.
Cultivan 4 variedades de manzana. Las que ellos llaman Roges (variedades ecológicas como la Gala, la Fuji o la Crimson Crisp), unas manzanas rojas, crujientes y ácidas. Las Grogues (variedades como la Golden Delicious y Opal) habitualmente variedades de piel absolutamente amarilla pero que los cambios climáticos de alta montaña las colorea un poco de rojo. La Bruna es la manzana estrella de Biolord, una variedad que produce y comercializa en exclusiva la Asociación Agraria de Montaña, muy crujiente y que a los abuelos les recuerda a las manzanas del pasado. La Negreta es de la variedad Story, una manzana muy resistente, de color rojo intenso, firme y crujiente.
Manzanas de montaña BioLord
(BioLord)
Comprometidos con la agricultura ECO
Todos los productores de Biolord están registrados con el sello del CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica) para ofrecer un producto de calidad siguiendo unas directrices ecológicas que, para la Asociación, no sólo se basan en la sustitución de agroquímicos por productos naturales, sino que representan una actitud ante la vida, una actitud de respeto por las plantas, el entorno, las personas que trabajan, transportan y finalmente comen la fruta Biolord.
Aunque la producción de la manzana ecológica de montaña todavía es pequeña, Pintó ha explicado que la demanda no para de crecer. El productor ha expresado que el resultado comercial es mucho mejor de lo que habíamos supuesto, principalmente porque la manzana también es mucho mejor de lo que suponíamos antes de empezar el proyecto.
Principalmente comercializan en tiendas de productos ecológicos pero también han entrado en el mercado convencional, aunque una manzana nuestra cuesta cuatro veces más que una manzana no ecológica de la llanura, estas fruterías convencionales las venden porqué los consumidores aprecian la calidad y el sabor.
Compartir: