Más de 100 países producen vino
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 21/04/2017
El mercado del vino está cada vez más globalizado: hace 15 años la cuarta parte del vino que se consumía en el mundo era de exportación, y ahora ese porcentaje ha saltado hasta un 43%, según ha informado la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). "Gracias a un crecimiento regular de las exportaciones, en volumen, el mercado internacional progresa cada año", ha afirmado su director general, Jean-Marie Aurand, en la sede parisiense de la OIV.
Los motivos de esta tendencia tienen que ver con los cambios en los modos de consumo, más ocasionales, más festivos y más abiertos al mundo, y también a que cada vez son más numerosos los países productores, según Jacques-Olivier Pesme, director de la Wine and Spirit Academy, perteneciente a la Escuela de Comercio Kedge de Burdeos.
Con más de 3.000 denominaciones de origen en todo el mundo, más cientos de tipos de vinos varietales, de ensamblajes o de marcas, el mercado es hoy "de una variedad extrema", según Aurand, y además han surgido viñedos nuevos en lugares tan inesperados como Vietnam o Camboya. Así, en 2017 se cuentan algo más de 100 países productores, "frente a unos 35 en los años 80", según Pesme.
Pese a ello, en superficies de viña las cifras globales siguen estables según los datos de la OIV, con unos 7,5 millones de hectáreas. Cinco países se reparten la mitad del viñedo mundial: España, China, Francia, Italia y Turquía. Sus evoluciones son bien diferentes: en China, país que hace dos años sobrepasó a Francia en superficie, el viñedo ha seguido creciendo en 2016, con 17.000 hectáreas más, mientras que Turquía, que produce más uvas pasas que vino, ha reducido su superficie en otro tanto: 17.000 menos.
En cuanto al mercado, y salvo en 2008 y 2009, cuando las ventas mundiales de vino se estancaron debido a la crisis financiera, los intercambios mundiales siguen en un crecimiento regular en valor desde el 2000: de 12.000 millones de euros entonces se ha pasado a 29.000 millones en 2016. Según calcula Aurand, "algo equivalente a 400 aviones Airbus A320".
Como todo mercado que se globaliza, también se segmenta, y el mercado de los vinos "icónicos", excepcionales, tiene tendencia a convertirse en "especulativo" sobre un volumen que representa menos del 1% de la producción total, como subraya Pesme. Por el clásico efecto dominó, los segundos vinos de los 'premiers crus' bordeleses (Carruades de Lafite, Petit Mouton de Mouton-Rothschild o Pavillon Rouge de Château Margaux) también se han convertido en vinos especulativos, difícilmente accesibles, y eso que hace 25 años no valían "gran cosa", añade.
El éxito de las exportaciones es tal que a algunos productores les cuesta seguir su ritmo, particularmente este año en Francia, tras la corta cosecha 2016, debida al mal tiempo.
"Es una locura la demanda exterior, ya no nos podemos permitir tener una cosecha corta", declara a la AFP Stéphane Aufrère, viñador en Chablis.
En el capítulo de las exportaciones mundiales, la parte dedicada a los vinos embotellados se estabiliza desde hace cuatro años con cerca de un 54% del total (55 millones de hectolitros), la parte del granel cae ligeramente a 38,3 millones de hectolitros, y la de los vinos espumosos sigue burbujeando (+7% en 2016 frente a 2015, con 7,9 millones de hectolitros).
La OIV informa sobre la clasificación de los exportadores en términos de volumen, colocando a España ante Italia y Francia. En valor, Francia está delante de Italia y España. En cuanto a los importadores en volumen, Alemania manda (14,5 millones de hl), seguida del Reino Unido (13,5 millones) y Estados Unidos (11,2 millones). China es el quinto importador en volumen y el cuarto en valor. En ese país en el que crece todo (viñedo, producción y consumo), el crecimiento de las importaciones también es el más fuerte: un 45% más, hasta los 6,4 millones de hectolitros.
Compartir: