Más sandía y menos melón en una campaña que empieza con bajos precios origen
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 26/05/2017
La campaña de sandía y melón 2017 ha comenzado con precios "por debajo de coste" en Almería, la primera zona productora, y con unas previsiones nacionales de una ligera subida de producción, sobre todo del primero de estos cultivos, que aumenta en hectáreas y rendimientos, mientras baja el segundo.
Así lo ha asegurado a Efe el responsable nacional de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, quien ha explicado que en Almería se ha plantado más sandía tanto en invernadero -unas 6.500 hectáreas, un 2 % más-, como al aire libre.
Ha explicado que de melón, la creciente competencia de Marruecos en las variedades cantaloup y galia, muy consumidas en el mercado francés, ha trasladado y reducido levemente la producción almeriense de invernadero -unas 1.500 hectáreas- hacia los piel de sapo y amarillo, cuyo destino preferente es el mercado español.
El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) aún no refleja en su último avance de superficies y producciones (marzo de 2017) las relativas a esta campaña, aunque sitúa las de 2016 en 19.700 hectáreas y 1,075 millones de toneladas en el caso de la sandía y en 21.500 ha y 685.200 t para el melón.
Un año antes, en 2015, el cultivo de sandía ocupaba 19.100 ha, con una producción de 1,039 millones t, frente a las 22.100 ha y 692.100 t de melón, según Agricultura.
Aunque aún queda por ver cómo se van a desarrollar las próximas producciones de Campo de Cartagena (Murcia), Sevilla y Córdoba y, por último, Castilla-La Mancha, Góngora ya ha mostrado su preocupación por los bajos precios que los agricultores reciben hasta ahora para sandías y melones.
Como ejemplo, ha explicado que hasta la fecha no se han alcanzado los 50 céntimos/kg que sería el precio en origen mínimo para cubrir los costes de producción de sandía fashion; su cotización, que a primeros de mayo se situaba en 30 céntimos/kg y, tras un ligero repunte que no alcazaba los 40 céntimos/kg, ha vuelto a caer.
El pasado domingo, la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal), aseguraba en un comunicado que la cotización media del melón se situaba un 60 % más baja que la existente en 2016 -apenas superaba los 20 céntimos en origen-, mientras que la de la sandía era un 10 % inferior.
Góngora ha achacado esta situación a que aún persiste la entrada de producto de Marruecos y Costa Rica, que coincide en el mercado con la "suficiente, que no sobreproducción" procedente de los invernaderos de Almería, lo que hace que "el precio se hunda ya que la distribución ve su demanda de sandía y melón satisfecha".
Desde Coexphal hablan respecto al melón de "aglomeración de producción", a lo que han añadido "el retraso en el inicio de recogida", el "aumento de producto que llega de ultramar" y "la aparición del murciano"; sobre la sandía, han añadido el mal tiempo en los mercados de destino como razón del retraso en la cosecha.
La media de precios semanales en los mercados mayoristas de Mercasa arrojaban para la sandía 1,02 euros/kg el 2 de mayo pasado, por encima de los 0,88 euros/kg del 3 de mayo de 2016, mientras que estas cotizaciones eran de 1,44 y 1,31 euros/kg, respectivamente para el melón.
"Ese aumento que refleja la media de precios en los mercados mayoristas -ha apuntado a Efeagro Góngora- demuestra que el margen de la venta de sandías y melones es para el comercializador, no para el agricultor".
Por su parte, el presidente de la Interprofesional del Melón y Sandía de Castilla-La Mancha, Cristóbal Jiménez Serrano, ha avanzado a Efe que la superficie total, ahora en plena siembra, será parecida a la de 2016 -unas 11.400 hectáreas-, pero con más sandía (3.600 ha) que el año pasado y menos melón (7.800 ha).
Compartir: