Menos uva pero de mayor calidad en la DOP Valencia
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: levante-emv.com, Digital - 31/08/2017
Los viticultores amparados por la Denominación de Origen Valencia han generalizado los trabajos de vendimia en la práctica totalidad de territorios inscritos en el organismo regulador. La campaña llega este año con un adelanto que, en algunas zonas, se cifra en tres semanas antes de lo habitual. Según confirman los técnicos del Consejo Regulador, las previsiones apuntan a una merma en la cosecha de uva para vinificación en torno al 15%, aunque la calidad del fruto, tras analizar los primeros muestreos, es muy alta.
Por subzonas, la primera área de producción en comenzar las vendimias ha sido la del Clariano (que incluye municipios eminentemente vinícolas como La Font de la Figuera, Fontanars dels Alforins o Moixent) donde ya comenzaron a recolectarse los varietales más tempranos a principios de agosto. Jorge Caus, responsable técnico de bodegas La Viña (una de los principales productoras de la zona), asegura que «las especiales condiciones climáticas de la comarca han propiciado un sensible adelanto en la maduración del fruto. Por variedades, las uvas blancas ya están casi todas en bodega, y las tintas más tempranas en pleno proceso, quedando para la primera quincena de septiembre otras castas de mucha implantación como la Monastrell o la cabernet Franc».
En similar situación se encuentran en Celler del Roure (Moixent). El responsable de la bodega, Pablo Calatayud, ratifica el adelanto de la vendimia en la zona. Para el enólogo «la calidad de la uva es bastante buena en líneas generales, pero el volumen de cosecha va ser, según parcelas, menor de lo habitual».
La subzona de Moscatel, que comprende municipios como Turís, Cheste o Godelleta, se encuentra estos últimos días de agosto comenzando la campaña de vendimia. Al contrario de lo que sucede en el Clariano, en esta comarca las previsiones apuntan a un aumento en la cantidad de uva recogida, al menos en lo que respecta a la variedad Moscatel, cuya cosecha podría llegar a ser un diez por ciento superior a lo habitual según afirma desde bodegas Reymos su responsable técnico, Fernando Tarín. Aunque en la zona ya comienzan a verse algunos remolques de uva, la vendimia no se generalizará en la zona hasta dentro de unos días.
En el Valentino los viticultores miran al cielo con cierto recelo en los días previos al inicio de la vendimia, que llega en esta ocasión con unos diez días de adelanto respecto a la campaña de 2016. En la Cooperativa El Villar, uno de los principales productores de la zona, manejan unas previsiones que ya avanzan una merma en el volumen de cosecha que rondará el 15%. La cara de la moneda, según afirma el gerente de la entidad, Luis Cervera, viene determinada por la sanidad y calidad de la uva, ya que «la calidad del fruto se prevé muy bueno, debido a la ausencia de podredumbre y a la buena maduración de la uva».
La última subzona de la DOP Valencia en lo referente al inicio de la vendimia es el Alto Turia. En el municipio de Calles Pablo Ossorio, director técnico de Vegamar, destaca una cosecha «de altísima calidad, aunque algo corta en volumen. Nosotros ya comenzamos a meter uva en bodega a mediados de agosto, y las previsiones sitúan el final de la campaña hacia la tercera semana de septiembre». En otras zonas de mayor altitud la vendimia no se generalizará hasta mediados de septiembre.
Compartir: