México y la UE, en guerra por el queso manchego
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 17/08/2017
El queso manchego es uno de los productos más emblemáticos de la extensa gastronomía española. Bajo su sello de Denominación de Origen, se garantiza a los consumidores de todo el mundo que cumple con ciertos estándares de calidad y que este excelente queso de oveja es producido en La Mancha. Pero en México el queso que se vende como «manchego» se hace con una mezcla de leche de vaca y oveja. Y a pesar de lo dice en el etiquetado, no es originario de La Mancha, sino de México, una habitual práctica con la que la Unión Europea (UE) está dispuesta a acabar.
Y no sólo se trata del manchego. En total, son hasta 300 productos los que se comercializan en México para los que la UE pretende que se reconozca su Denominación de Origen en el etiquetado, una garantía con la que muchos productos no cumplen en el país azteca. Es decir, ni algunos manchegos que se venden en México son de La Mancha, ni ciertos parmesanos de Parma, ni varios roqueforts son franceses. Es lo que la prensa local ya ha apodado como «la guerra de los quesos», aunque la disputa también se extiende a mantequillas, vinos, espumosos y aceites de oliva.
La realidad es que algunos de estos productos son altamente populares en México. En el caso del manchego, son varias las empresas mexicanas las que venden sus quesos con este nombre, pero son fabricados dentro del propio país. Por ello, la UE está decidida a terminar con esta práctica que limita la entrada de productos de Denominación de Origen en este gigante mercado de unos 120 millones de personas. O, dicho de otro modo, hace que el nombre de estos quesos no se diferencie como debieran -frente a los productos locales que usan el mismo nombre- en los estantes del supermercado.
Así, la intención de la UE es que no se pueda llamar a un queso «feta» si no es griego, ni «gouda» si no es de los Países bajos y ni «manchego» si no es de La Mancha. Y la presión de los Veintiocho le llega a México en medio de la renegociación del tratado de libre comercio que están llevando a cabo ambas partes para mejorar el acuerdo existente desde el año 2000. Aquel acuerdo sobre todo se centraba en reducir los aranceles sobre bienes industriales, pero la UE está extendiéndolo también para que se reconozcan diferentes indicaciones geográficas de los alimentos.
«Desde 2015, el Consorcio por los Nombres Comunes de Alimentos (CNCA) ha estado abogando ante el gobierno mexicano con respecto al daño que provoca la inexistencia de un sistema de evaluación de indicación de origen», dijo recientemente en un comunicado está organización europea que aboga por la protección de la Denominación de Origen de los productos del continente. Asimismo, el CNCA hizo hincapié que aunque desde entonces México ha dado pasos adelante para proteger estos productos, todavía queda bastante camino por recorrer.
De acuerdo con datos extraídos de la Secretaría de Estado de Comercio, España exportó en 2016 alimentos, bebidas y tabaco a México por valor de 300 millones de euros, apenas un 0,6% de los 43.000 millones que vendió al exterior ese mismo año. No obstante, la importación de estos productos hispanos a México se ha multiplicado casi seis veces en los últimos veinte años, lo que refleja el creciente apetito de los aztecas por los sabrosos alimentos españoles.
TemasMexicoQuesoUnión EuropeaMarca España
Compartir: