Nagore: El vino debe apostar por la investigación contra el cambio climático
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 12/03/2018
oño, 11 mar (EFEAGRO).- El cambio climático afecta directamente al cultivo de la viña y plantea problemas a resolver por su sensibilidad a las alteraciones de temperatura, un reto que el vino de Rioja debe afrontar apostando por la investigación.
Éste es el diagnóstico del consejero riojano de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, quien en una entrevista con Efeagro, en la que repasa la actualidad del sector agroalimentario, reconoce que el cambio climático "pone en riesgo" varias producciones y que es en el ámbito de la innovación y la tecnología donde se deben buscar respuestas.
Nagore se muestra contrario a la opción de trasladar las viñas a otras zonas en busca de mejores temperaturas -para que la uva mantenga sus características- y defiende el trabajo en este sentido del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), participado por el Gobierno riojano, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de La Rioja.
"Es un reto que afecta a toda la producción vitivinícola, no sólo a la española", destaca el consejero, quien cita como ejemplos una investigación sobre variedades genéticas más resistentes, otra sobre levaduras menos eficientes -para evitar que los vinos ganen mayor graduación alcohólica- y una última sobre técnicas de cultivo para limitar la producción de las viñas.
Otra de las incertidumbres que rodean el mundo del vino de Rioja es el 'brexit', ya que el Reino Unido es el principal mercado para sus exportaciones -supone una tercera parte del total-, aunque Nagore se muestra optimista: "Creemos que tenemos la ventaja de que no es un país productor y nuestros vinos están muy bien considerados allí y se venden a un precio muy competitivo", razona.
Sí se muestra preocupado, por el contrario, por los problemas con el reparto de las nuevas plantaciones de viñedo debido a la creciente "apetencia" por este cultivo por su alta rentabilidad.
El reglamento europeo que regula esta cuestión conlleva "problemas de aplicación" debido sobre todo al "prorrateo", que en la práctica "ha generado distorsiones clarísimas y tiene un efecto perverso" debido a que los solicitantes saben que "cuanto más pidan, más se van a llevar".
Nagore asegura que la cuestión "está en vías de solución" gracias a un acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para introducir un límite máximo y mínimo a la superficie admisible para cada beneficiario, aunque por el momento se está "peleando" con este departamento para que no haya una cifra única para toda España, sino que sea diferente según las regiones.
También se ha notado la sequía en el viñedo -La Rioja ha sido incluida entre las regiones con derecho a recibir ayudas dentro del proyecto de Real Decreto-Ley del Gobierno-, reduciendo la producción en algunas zonas.
El vino juega un papel crucial en la economía de una región donde el sector más importante es el agroalimentario -representa cerca del 20 % de su PIB-, a lo que se suma la apuesta por aprovecharlo junto a la gastronomía para atraer turismo, estrategia que en su opinión todavía tiene potencial para crecer.
Además, Nagore destaca el buen funcionamiento de denominaciones de origen en otros productos agrícolas, como la pera de Rincón de Soto y el aceite de oliva, y apoya la firma de un Pacto del Agua a nivel estatal elaborado "con cabeza".
"El problema se solucionaría con una planificación adecuada de infraestructuras hidráulicas. En muchas zonas no hay suficientes infraestructuras de regulación, y por eso escuece cuando se plantean trasvases sin que ni siquiera estén satisfechas las necesidades de las cuentas donantes", argumenta.
Sobre el futuro de la PAC, Nagore afirma que La Rioja "se juega mucho" pese a no ser tan dependiente de las ayudas comunitarias como otras regiones -recibe en torno a 30 millones de euros al año-, y confía en que los países europeos lleguen a un acuerdo para aumentar su aportación y lo firmen antes de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019.
"Damos mucha importancia a los fondos que recibimos para desarrollo rural", garantiza el consejero, que ve en la negociación una oportunidad para reducir la complejidad burocrática para los agricultores y ganaderos que generaba la última PAC.
Compartir: