Nagore expresa la preocupación por las reservas hídricas de La Rioja
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 30/05/2017
El consejero de Agricultura de La Rioja, Íñigo Nagore, ha expresado hoy su "preocupación" por las reservas hídricas, sobre todo por el embalse de Mansilla, dado que puede afectar a una gran zona de regadíos del Najerilla, y ha reconocido que puede haber restricciones para el riego.
Nagore, en una rueda informativa sobre la renta agraria de La Rioja de 2016, se ha referido a la falta de lluvias en la región durante los últimos meses, pero ha insistido en que hay que ser "cautos" y, de hecho, hoy llueve en la comunidad autónoma.
"Hay que esperar, estamos como en una pelea de asaltos", ha dicho el consejero, quien ha avanzado que hoy hay una reunión en el Ministerio de Agricultura y que mañana se reunirá con las organizaciones agrarias de La Rioja para abordar esta situación.
Sus datos iniciales indican que en la zona de regadío del Iregua no cree que haya tantos problemas como en la del Najerilla, aunque no descarta "ciertas" restricciones.
Ha recordado que la Junta de Explotación del Najerilla ya decidió que, en principio, los desembalses serán un 65 % de lo que es habitual en un año normal.
En el análisis por cultivos, sobre todo los que dependen de las lluvias y de las precipitaciones, ha citado el cereal, donde cree que las lluvias caídas el pasado diez de mayo y las de estos días pueden "aliviar", en parte, la situación.
"Son lluvias que llegan en momentos oportunos, hay zonas en las que, quizá, ya no tengan remedio y se haya perdido o estropeado la cosecha", según Nagore, aunque, "de todas formas, las lluvias han sido muy bien recibidas y han ayudado a que las producciones prosperen o vayan evolucionando correctamente".
En cuanto a los pastos, ha señalado que esas lluvias también supusieron un "alivio", aunque, quizá sea "momentáneo" porque todavía queda la época estival.
Por ello, "hay que ser un poco cautos y esperar a ver cómo se comportan la producción de pastos, el final de la cosecha de los cereales y ver qué restricciones de riego finalmente hay para poder hacer una evaluación conjunta", ha dicho.
Nagore ha afirmado que las restricciones para el riego pueden dificultar las decisiones de los agricultores a la hora de plantar algunos cultivos, como la alubia verde y el guisante, que "llega ahora el turno", en junio, pero "habrá que ver si pueden ponerla o no".
Para él, al referirse al viñedo, ha indicado que "siempre es bueno que llueva porque la evolución de la viña necesita tirar de las reservas de agua, necesita agua".
El consejero ha dicho que no tiene datos sobre esa evolución y ha defendido que habrá cosecha en las viñas afectadas por las últimas heladas, pero habrá qué ver qué calidad y qué cantidad se obtiene de ellas.
"La viña es un cultivo muy resistente, sorprende mucho y siempre se recupera y, por eso, estas lluvias son muy beneficiosas para esa recuperación de las viñas", ha subrayado.
Compartir: