Panamá vigila áreas fronterizas con Colombia en prevención brote de aftosa
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: eleconomista.es, Digital - 01/09/2017
Panamá, 31 ago (EFE).- Las autoridades agropecuarias de Panamá extremaron precauciones ante el brote de fiebre aftosa en Colombia y vigilan de cerca las áreas fronterizas con el vecino país, dijo hoy una fuente oficial.
Técnicos y funcionarios del sector efectuaron una gira -en fecha no precisada- a la localidad de Puerto Obaldía, en la Comarca de Guna Yala, limítrofe con Colombia, para instruir a los propietarios de cerdos sobre medidas de prevención para evitar la entrada de la fiebre aftosa al país, informó en un comunicado el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).
A los productores de esta región se les suministró información educativa sobre el tema y también se les habló sobre la importancia de minimizar los riesgos en relación con este "peligroso brote".
El MIDA destacó que el diálogo se extendió además a estudiantes, padres de familia y docentes del lugar para que tomen las medidas necesarias, en tanto que las autoridades locales dijeron estar dispuestos a "cooperar en todo momento".
La población animal en Puerto Obaldía se divide en 125 cerdos, 52 equinos, 6 burros y 1.264 aves, mientras que en el cercano poblado de La Miel hay 12 cerdos, un equino y 561 aves.
En Carreto y Anachucuna, en la Comarca indígena Emberá-Wounnan, en la frontera con Colombia, hay 10 equinos, señala un comunicado del MIDA.
En junio pasado, La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA) informó hoy de que "deshabilitó temporalmente" los registros de importación de productos cárnicos procesados y lácteos, de las especies susceptibles al virus de la aftosa, procedentes de Colombia.
El ente gubernamental destacó que Panamá está libre de aftosa, una enfermedad que, explicó, afecta a los animales de pezuña hendida, como porcino, bovino, ovino, caprino y algunas especies silvestres, y causa gran impacto económico por su fácil difusión a través de los productos de origen animal.
"Actualmente en el continente americano la enfermedad solo está presente en Suramérica. Panamá ha sido la barrera entre norte y sur para evitar la diseminación de la misma en el resto del continente", añadió la AUPSA.
El Gobierno colombiano dijo el 24 de junio pasado que detectó un foco de fiebre aftosa en una hacienda ganadera del departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, del cual notificó a la Organización Mundial de Salud Animal (OIE).
Compartir: