Panel catadores aceite oliva virgen Murcia supera por noveno año auditoría
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 18/08/2017
El Panel oficial de catadores de aceite de oliva virgen de la Región ha superado con éxito, por noveno año consecutivo, la auditoría de seguimiento de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y ha conseguido el reconocimiento del Consejo Oleícola Internacional.
Se trata de un laboratorio de análisis sensorial que depende de la Consejería de Agua Agricultura, Ganadería y Pesca y está formado por expertos en aceite de oliva, tanto funcionarios como personas ajenas a la Administración.
El panel se somete a las auditorías de ENAC por tener implantada la norma ISO 17025, que mide los criterios de calidad que deben reunir los laboratorios de ensayo y calibración y que es obligatoria para los laboratorios oficiales. Además, se somete a controles periódicos por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, de la Junta de Andalucía y del Consejo Oleícola Internacional, todos ellos con excelentes resultados.
El director general de Innovación, Producciones y Mercados Agroalimentarios, Fulgencio Pérez, señaló que "el elevado interés del sector y la actividad profesional y objetiva del panel de catadores han sido determinantes para que los aceites murcianos logren un alto nivel de calidad, ya que no pueden competir en cantidad con otras comunidades autónomas como Andalucía". Al respecto, destacó que varias almazaras de la Región han conseguido premios internacionales.
Para formar parte del panel es necesario superar un curso de iniciación a la cata de 20 horas, un curso de selección y entrenamiento de 50 horas y posteriormente pasar un periodo de observación. Un proceso que suele durar alrededor de un año. Además, todos los años se realizan sesiones de formación interna antes de empezar la campaña.
El aceite de oliva virgen es el único producto alimenticio cuyo análisis sensorial está incluido en un Reglamento comunitario y es obligatorio realizarlo para clasificar el aceite como virgen extra (el mejor y el verdadero 'zumo de aceituna' con todas sus propiedades beneficiosas), virgen (el que contiene algunos defectos leves) o lampante (el aceite que no es apto para consumo).
Compartir: