¿Por qué tendremos problemas con la energía solar que necesitamos para parar el cambio climático?
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 24/07/2017
La curva de crecimiento es la siguiente (www.ourworldindata.org):
Observamos que el máximo de crecimiento anual de la población se alcanzó alrededor de 1976, con un 2.1%anual, que ahora estamos en un 1.2% anual y que la curva de descenso es muy pendiente. La pediatría consigue que cada vez más niños sobrevivan y la geriatría que los mayores vivamos más años y mejor, mejor al menos hasta los años terminales. A pesar de ello la población crece cada vez más despacio.
En la historia del Homo sapiens ha habido solamente dos etapas de crecimiento vertiginoso, exponencial. La primera fue la primera revolución energética cuando el ser humano pasó de obtener energía con ERoEIs (energía recobrada dividida por la energía invertida para recobrarla) de alrededor de 1.05 a ERoEIs de alrededor de 1.3 (en Mesopotamia, India y China) y 1.5 en Egipto. El primer ERoEI es el de los animales y garantiza esencialmente su supervivencia, pero no su crecimiento en un mundo competitivo.
El segundo ERoEI lo proporcionó la agricultura. ¿Qué es la agricultura? No es más que la captura de energía solar, lo que hacen las celdas fotovoltaicas pero entonces capturada por las plantas cultivadas. Una parcela salvaje comparte la captura entre plantas digestibles (cereales, por ejemplo) y lo que llamamos "malas hierbas", de manera que el rendimiento (ERoEI) por hectárea es el anterior de 1.05. Si se eliminan las malas hierbas y se riega el suelo, en las latitudes desde el trópico de Cáncer a los 30ºN las cosechas pueden alimentar a poblaciones muy numerosas. Al terminar la última glaciación la abundancia de agua en los valles fluviales del Nilo, Tigris y Eúfrates, Indo, Ganges y los ríos Amarillo y Yangtze permitió ese tipo de captura de la energía solar. La población paso de unos dos millones de personas a alrededor de 600 millones (300 veces mas) gracias a esa captura de energía. Se estabilizó en esa cifra durante unos 4000 años y luego creció hasta unos 800 millones con la puesta en cultivo de las tierras americanas.
La segunda revolución energética empezó alrededor de 1780 en el norte de Inglaterra, cuando la escasez de madera para hacer carbón vegetal para calentar las casas inglesas forzó el uso del carbón mineral (energía solar fósil originada hace unos 300 millones de años). El ERoEI del carbón mineral es 50 (5000%) representando una riqueza inimaginable. Se incrementó aún más con la puesta en marcha de petróleo como combustible en 1880 (anteriormente se utilizaba para iluminar las casas) ya que los primeros yacimientos tenían ERoEIs de 100. La población creció de 800 millones a la actual de unos 7500 millones: unas 9,3 veces, muchísimo menos que en la primera revolución energética, pero proporcionando una riqueza en objetos inútiles inimaginable.
La primera revolución energética dejó de proporcionar riqueza cuando la población que generó creció tanto que el reparto de la energía capturada solo permitió, de nuevo, la supervivencia del 98% de la población, aunque creó las capas explotadoras que controlaban el pequeño exceso energético generado cada año, al menos mientras la otra actividad de captura energética inventada entonces, el robo, no acababa con esas elites para substituirlas por otras. Ese robo, que se mantiene hasta la actualidad, es, evidentemente, una actividad de muy alto ERoEI: El labrador trabaja todo el año para conseguir la cosecha, el ladrón la roba en unos días. Pero solo puede haber pocos ladrones.
Las energías solares fósiles, carbón, petróleo y gas metano han llegado a su límite en el mismo sentido que llegó la agricultura hace unos 6000 años: Podemos seguir sacando petróleo y gas durante unas décadas, pero al repartirlo entre cada vez más población, lo que toca a cada persona es una cantidad que se va reduciendo año a año.
Esto es una ley básica, no de la física sino casi de la aritmética. Los recursos crecen, el número de personas aumenta, la distribución aumenta, cada persona tiene más hasta que el crecimiento comienza a reducir lo que toca a cada uno. El PIB real es la energía (tal cual, almacenada, por ejemplo en el depósito del coche, o incorporada, en la vivienda, en la ropa, en los coches, ...) disponible; el PIB que se cita habitualmente es esencialmente la circulación de la energía capturada en los últimos 20 años, puesto que la energía real se acumula hasta que se disipa, y se puede estimar un tiempo de disipación de 20 años, puesto que la "energia" es un 5% del PIB que se suele manejar.
Aunque las energías renovables tienen ERoEIs de alrededor de 10 (un quinto de las fósiles) la cantidad de energía obtenible de las mismas es ilimitada, al revés del caso de las fósiles. Si se deja de disipar energía de manera estúpida (estúpido es hace mal las cosas sin obtener beneficios) como por ejemplo, poniendo la salida del aire acondicionado en la parte baja de las habitaciones y recintos, no aislando los edificios, utilizando coches de bajo rendimiento, etc., ERoEIs de 10 sirven para extender la riqueza del primer mundo a todos los rincones de la tierra, y de esta manera hacer felices a bancos y fabricantes, ya que si las personas tienen recursos, compran más.
Podemos hacer esto, es la tercera revolución energética, pero debemos pasar, con esa revolución, de "sapiens'' a "inteligens''. La alternativa es la de los egipcios en las primeras dinastías: en ellas la superabundancia de energía repartida entre una población limitada permitió obras del tipo de las tres grandes pirámides. La población qué aumentando y la energía (riqueza) disponible por cada persona empezó a decaer: Las pirámides decrecieron en tamaño, y acabaron desapareciendo.
En los primeros tiempos de Sumer, de la Mesopotamia, no hacen falta las conquistas. Cuando se estabilizó, o disminuyó la riqueza (energía) per cápita, la mejor forma, la de mayor ERoEI, de conseguir riqueza era robar: Empezó la historia de las guerras de conquista en búsqueda de botín.
Es la lucha del gen contra la inteligencia que ese mismo gen ha creado. Los genes son máquinas (virus, esencialmente) cuyo único resultado es su propia duplicación. Los seres inteligentes tienen otros objetivos: el disfrute de la vida, la creación artística y científica, las sociedades que comparten en vez de destructivas. Esto son los memes culturales.
Hoy estamos viviendo de manera muy clara esa competencia entre genes y memes: los tribales, las personas del medievo en el siglo XXI, aquellos que insisten en que la verdad está en textos escritos hace 2400 o 700 o 200 años son los humanos genéticos, cuya única misión en la vida es reproducirse manteniendo todo igual, como las hormigas hacen desde hace 300 millones de años. Desde Indonesia hacia el oeste hasta las grandes llanuras americanas que votan al tribal por excelencia que es el Sr. Trump estos "genéticos" quieren destrozar los memes culturales, la creación de conocimiento, de riqueza, de arte. Su misión en la vida es exclusivamente la supervivencia a costa de los demás seres vivos.
Existe la otra alternativa: pasar a "homo inteligens" y desarrollar el aumento de riqueza, el conocimiento y la ciencia el arte, la cooperación en vez del robo, el tu y yo ganamos en vez de tupieres para que yo gane.
Hay muchos escritos, artículos, ensayos, libros, queriendo demostrar que la lucha por la existencia, el quiete tu para que me ponga yo, la vida de suma cero es la realidad. De hecho, es la realidad de las hormigas, pero no de los seres realmente humanos, que tienen otros objetivos en la vida.
Vamos a tener mucha energía, estamos entrando en la tercera revolución energética.
Debemos utilizarla bien, controlar radicalmente la población. Si así lo hacemos, podremos mantener riqueza para todos y evolucionar hacia otro tipo de sociedades. Si permitimos que pase lo que ocurrió con la primera y ha ocurrido con la segunda, estamos condenados al fracaso.
Compartir: