Premiados seis parraleros de la provincia por el mantenimiento de variedades históricas de uva de mesa
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: eleconomista.es, Digital - 13/09/2017
Seis parraleros de la provincia de Almería han sido premiados por su contribución al mantenimiento de variedades históricas de uva de mesa de Almería, a través del Proyecto de Biodiversidad Domesticada que, desde hace trece años, desarrollan el Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM), el Ayuntamiento de Terque y el Museo de la Uva del Barco de este municipio.
ALMERÍA, 12 (EUROPA PRESS)
La entrega de estos reconocimientos ha tenido lugar este martes en el Patio de Luces del Palacio Provincial, en un acto en el que han intervenido José Rivera, presidente del GEM, Antonio Rubio, responsable del Proyecto de Biodiversidad Domesticada, Óscar Liria, vicepresidente tercero de la Diputación de Almería, y Mari Carmen Ortiz, presidenta de la Autoridad Portuaria.
Antonio Rubio ha explicado que "los seis parraleros premiados son representantes de la agricultura tradicional almeriense, que conservan la memoria de lo que fueron las vegas de Almería, un patrimonio muy valioso, ya que los cultivos tradicionales pueden mejorar lo que ya tenemos hoy, sin recurrir a métodos como la manipulación genética, que ha dejado a un lado el sabor, el color y la preservación de los entornos naturales".
Rubio ha destacado la importancia de "conservar los paisajes tradicionales, las vegas y las variedades, ya que, en el caso de las uvas de mesa, son cultivos que tienen una memoria ecológica a la tierra, a Almería, a su sequedad, su humedad, el viento y la escasez de agua, por lo que son variedades únicas en el mundo".
El Proyecto de Biodiversidad Domesticada tiene como objetivo recuperar y conservar las variedades de uva de mesa de Almería, un cultivo que tuvo una importante repercusión económica en la provincia durante el siglo XIX y principios del XX, y que han trabajado durante siglos los agricultores almerienses.
En la actualidad, esta iniciativa ha conseguido recuperar 74 variedades únicas de uva de mesa de Almería, entre las que se encuentra la famosa uva de Ohanes o del Barco, la Molinera, Corazón de Cabrito o del Cuerno.
El proyecto lleva trece años en marcha y los parraleros premiados en esta ocasión han sido: Francisco Amo Navarro, de Bayárcal, por el mantenimiento y la conservación de "dos variedades de uva nuevas, que no están escritas en las recomendaciones de Simón de Rojas", como son la uva Sora y Quina, cultivadas "desde hace cinco o seis siglos"; y Paquita Maeso García, que conserva en la fachada de su casa de Beires "la parra madre de la variedad Casta de Beires, que da nombre al pueblo, y tiene más de doscientos años".
Cayetano Sierra Galindo, vecino de Ohanes, ha sido premiado por la preservación de las variedades de uva de Ohanes Molinera, "la reina de Almería", y Pasa Negra; mientras que Manuel Salvador Sedeño, "el parralero entrañable de Padules", que continúa trabajando en el campo de un modo tradicional, a pesar de su avanzada edad, ha sido reconocido por "su conocimiento y habilidad única y exclusiva para sacar uvas selectas" de las variedades Ohanes, Napoleón y Molinera.
La alhameña América Checa Blanco, dueña de la Finca de Gatuna, en Alhama de Almería, ha sido premiada por mantener "una parra madre de 82 años de la variedad Ohanes, que sigue dando uva y de la que se siguen sacando sarmientos para hacer injertos de esta variedad". Por último, Juan Carricondo Martínez, vecino de Chirivel, con una finca de secano en el Paraje de la Aspilla, en la que "sigue la tradición y la filosofía de la agricultura ecológica" y se preserva la variedad de uva Garrón de Gallo, única en la Comarca de Los Vélez.
UN PROYECTO SOBRE LA MEMORIA AGRÍCOLA ALMERIENSE
El Proyecto de Biodiversidad Domesticada ha tenido a Antonio Rubio investigando sobre las distintas variedades de uva de mesa de Almería durante más de veinte años, con el objetivo de conservar y recuperar un cultivo autóctono de la provincia que "en muchas ocasiones, se ha perdido o está a punto de perderse".
El vicepresidente de la Diputación de Almería, Óscar Liria, ha agradecido al GEM y al Ayuntamiento de Terque por "su infatigable labor" en este proyecto, que le ha permitido "estar aquí compartiendo con ustedes una actividad que nos devuelve a lo más íntimo y preciado de nuestra historia" y "me transporta a mi infancia, ya que mis abuelos también tenían parras en su cortijo".
Liria ha recordado que "la uva de mesa es un símbolo de la provincia y fue un referente de su historia económica, un gran embajador que nos representaba más allá de nuestras fronteras. Este puerto era el intermediario entre los pueblos del interior y los barcos que transportaban nuestra uva. Una economía tradicional, tranquila, donde los parrales eran la representación de nuestra cultura y paisaje".
La relevancia del Puerto de Almería para la exportación de la uva de mesa ha sido un aspecto que, la presidente de la Autoridad Portuaria, Mari Carmen Ortiz, ha reconocido, ya que fue "uno de los principales exportadores de esta uva a Estados Unidos" y "tenía una simbiosis perfecta en el desarrollo económico, sobre todo, a principios del siglo XX, cuando se llegaron a exportar dos millones y medio de barriles de uva".
La uva de mesa fue "un motor de desarrollo" para la provincia, gracias a sus características única que le conferían "una maduración tardía y mayor duración", lo que la convirtió en un producto idóneo para su exportación por vía marítima.
Ortiz ha afirmado que hay que "seguir apostando por la conservación de estas variedades de uva, ya que en este mundo en el que estamos muchas veces se deja de lado la biodiversidad" y el paisaje tradicional almeriense.
Además, ha destacado "el papel del Puerto en el futuro y en el presente inmediato", ya que "Almería es eminentemente agrícola y el puerto puede jugar ese papel y ser el lugar para exportar alimentos perecederos, que permitirán mantener la agricultura tradicional y alimentar con calidad y salud a muchos ciudadanos".
Compartir: