Preocupación entre agricultores navarros por limitaciones al uso de glifosato
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 20/11/2017
Los agricultores navarros se encuentran preocupados por las posibles limitaciones al empleo de herbicidas con glifosato, un producto cuyo uso es defendido por organizaciones como la UAGN, pero que es rechazado por colectivos como Greenpeace, que lo tachan de dañino para la salud y para el medio ambiente.
El glifosato es un herbicida no selectivo, de amplio espectro, que se utiliza antes de la siembra para eliminar las malas hierbas sin necesidad de labrar la tierra, o en los primeros estadios del cultivo. Se utiliza sobre todo en cereales, viñedos, olivares, cítricos, frutos secos y para la renovación de pastizales.
La patente del glifosato quedó abierta en el 2000 y desde entonces muchas empresas comercializan el producto bajo diferentes marcas, a precios más asequibles para el agricultor.
El pasado día 9, la falta de una mayoría cualificada entre los países de la Unión Europea para renovar la licencia del glifosato obligó a retrasar de nuevo la decisión, a menos de un mes de que expire su autorización el próximo 15 de diciembre.
España fue uno de los catorce países que votaron a favor de la renovación por cinco años del uso del glifosato, que quedará prohibido a partir del 1 de enero de 2018 si no hay acuerdo.
Se trata de un producto ampliamente utilizado, no solamente en agricultura, sino también en jardines y zonas verdes. De hecho, hay municipios "libres de glifosato", como Zaragoza o Barcelona, y en 2016 Madrid anunció que lo iba a dejar de utilizar progresivamente.
El director gerente de la UAGN, Iñaki Mendioroz, ha comentado a Efe que existe "mucha preocupación" entre los agricultores por esta situación, ya que el glifosato "es un producto importante para conseguir que el cultivo salga adelante y se pueda obtener una cosecha en condiciones normales".
Mendioroz ha asegurado que este herbicida "funciona muy bien para esta misión específica y es fundamental en técnicas como la agricultura de conservación, en la que se trata de reducir al máximo el laboreo de la tierra para evitar pasadas innecesarias y mayor gasto energético y emisiones contaminantes".
En este momento, ha apuntado, la Comisión Europea "no tiene claro que el glifosato sea un producto que claramente perjudique la salud por unos efectos supuestamente cancerígenos. No hay una situación acreditada, objetiva y clara al respecto".
"Lo que es evidente es que tampoco hay un sustitutivo que tenga la misma capacidad para el control de esas hierbas que compiten con los cultivos", ha considerado Mendioroz.
En cambio, Luis Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace-España, ha denunciado en declaraciones a Efe que el glifosato es "un problema para la salud" y se ha detectado ya "en el 45 % de los suelos analizados en Europa, en la orina humana, en el agua, en los alimentos".
Ferreirim ha recordado que el glifosato ha sido calificado por la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la OMS como "probablemente cancerígeno", una conclusión que no es compartida por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), "que dice que es improbable que provoque cáncer en los seres humanos, pero sí que coinciden en que es un riesgo para el medio ambiente".
Para Greenpeace, "está demostrado" que el glifosato contamina los acuíferos y afecta a la fertilidad del suelo y a muchos organismos que viven en el mismo, incluidas plantas que son una fuente de alimento para las abejas y otros polinizadores, por lo que a su juicio se debería prohibir su uso "lo antes posible".
Al contrario que la UAGN, Greenpeace entiende que sí hay alternativas al glifosato, como la tradicional rotación de cultivos para regenerar los suelos, los cultivos de cobertura, los 'abonos verdes' de la agricultura ecológica -sector en el que España es la principal potencia europea- o el control mecánico con el tractor.
El director gerente de la UAGN ha replicado a Greenpeace afirmando que, si el glifosato desaparece, "es muy probable que salga un nuevo producto, una nueva patente de una multinacional que tendrá exclusividad durante un periodo de veinte años, lo cual significa entrar de nuevo en un monopolio y precios mucho más caros de los actuales".
Compartir: