Productos aragoneses exquisitos y muy plagiados
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 16/06/2017
La semana pasada saltaba la noticia del falso tomate rosa de Barbastro (en este caso de Balbastro y procedente de Almería), detectado en los canales de distribución de Zaragoza. Este excelso producto del Somontano es uno de los más plagiados, pero no el único. Otros tres alimentos que sufren muy a menudo el acoso de los falsificadores son el melocotón de Calanda, la cebolla dulce de Fuentes y el ternasco de Aragón.
Lo triste es que nos engañan porque nos dejamos, pues con muy poco esfuerzo podemos conocer las claves para poder distinguir estos auténticos tesoros gastronómicos aragoneses.
En primer lugar, todos ellos deben llevar un sello o una etiqueta otorgada por los organismos reguladores de las respectivas indicaciones geográficas protegidas. Pero, ¡cuidado!, que también, en ocasiones, les ponen etiquetas muy parecidas para inducir al engaño, aunque todas estas artimañas son ilegales. En el caso del tomate barbastrense, cada ejemplar lleva una pegatina con la garantía de la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón.
También llevan sus correspondientes distintivos individuales los melocotones de Calanda y las cebollas de Fuentes de Ebro, de modo que si van a comprar al mercado o a la frutería, por mucho que les aseguren que esas hortalizas o frutas proceden de esas indicaciones geográficas, si no llevan la pegatina, les están timando.
Por lo que respecta al ternasco de Aragón, todas las canales deben llevar impreso un sello con las siglas TA y estas mismas siglas se imprimen con tinta alimentaria roja a lo largo de la paletilla, del costillar y de la pierna. Si se compra por piezas, en bandejas preparadas, la etiqueta de la bandeja también debe llevar el logotipo del Ternasco de Aragón. En el caso de esta carne de cordero, el fraude se puede producir en algunas carnicerías que mezclan canales con el sello del auténtico ternasco con otras que no lo son y van encajando la carne sin denominación de origen que siempre tiene un coste inferior para el minorista a los consumidores poco avezados. En las vitrinas suelen exhibir las piezas con el sello bien visible, pero las que no tienen sello están vueltas del revés.
El otro elemento importante a la hora de verificar la autenticidad de cada uno de estos productos es la temporada. Por ejemplo, el tomate rosa de Barbastro solo lo podemos encontrar desde mediados de junio hasta que llegan los primeros fríos, en octubre o noviembre. Así que no nos cuenten milongas cuando nos ofrecen tomate rosa barbastrense en las cartas de los restaurantes en invierno. En esos establecimientos, ese es el único aval objetivo del que disponemos, pues los productos no suelen llegar etiquetados a las mesas. En el caso del ternasco, tendremos que fiarnos del establecimiento, ya que esta carne está disponible todo el año. No obstante, en la página web del Ternasco de Aragón se publica una relación de restaurantes del Club del Ternasco que solo consumen este cordero.
En cuanto a la campaña de la cebolla de Fuentes, se desarrolla de junio a diciembre. Por lo que respecta al melocotón de Calanda, los auténticos solo están disponibles en los mercados desde mediados de septiembre hasta finales de octubre. Fuera de esas fechas, todo lo que nos ofrezcan con esas denominaciones son auténticos fraudes y engaños.
Tomate Rosa de Barbastro. Tiene que llevar el sello que la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón pone en cada ejemplar para garantizar su origen. Su temporada abarca desde mediados de junio hasta la llegada de los primeros fríos, en octubre o noviembre.
Melocotón de Calanda. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Melocotón de Calanda otorga una etiqueta negra a cada ejemplar que cumple con los requisitos y ha sido criado en la zona. Su temporada es desde mediados de septiembre hasta finales de octubre.
Ternasco de Aragón. La carne avalada por el Consejo Regulador del Ternasco de Aragón lleva un sello rojo marcado directamente en la carne con las siglas TA. Esas siglas están marcadas en las dos medias canales, a lo largo de la paletilla, el costillar y la pierna.
Cebolla de Fuentes. Las cebollas avaladas por la D. O., ya sean tiernas o secas, llevan la correspondiente etiqueta negra identificativa. La temporada de estas cebollas dulces van desde junio hasta diciembre.
Compartir: