Proyecto Adrados recuperará viñas centenarias para revitalizar el medio rural
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 13/02/2018
La campaña de "crowdfounding" o microfinanciación "Recuperemos Adrados" arranca hoy en la plataforma Verkami con el objetivo de recuperar viñas centenarias para revitalizar, a través del vino, la gastronomía o el turismo rural de la zona segoviana de Entrepinares y combatir la despoblación rural.
El sumiller Sergio Muñoz está al frente de este ambicioso proyecto para "recuperar este patrimonio cultural", ha asegurado en una entrevista con Efeagro, porque se trata de viñas de unos 150 años, "prefiloxéricas", de las cuales llegaron a existir hasta 240 hectáreas de viñedo, aunque hoy en día apenas quedan 30.
La idea no solo es hacer un vino de "alta expresión", sino que este proyecto se convierta en "punta de lanza" para llamar la atención sobre una zona que ha sufrido el éxodo rural y que cuenta con una población envejecida, para revitalizar su economía.
El enoturismo (para mostrar cómo se hacía el vino a través de la visita de los lagares del pueblo segoviano de Adrados, de unos dos siglos), la gastronomía (potenciar los servicios de restauración de la zona) y también el geoturismo (explicar por qué las tierras marcan el paisaje agroganadero) son otros de los aspectos derivados del proyecto.
Los pinares forman parte esencial del paisaje y, debido al abandono de las cepas, el pinar se ha ido adentrando en la viña, hasta reducir su extensión a apenas el 16 % del viñedo, cuya producción llegó a abastecer de vino blanco a la comarca.
El objetivo de la campaña es, en 40 días, conseguir la financiación para recuperar una hectárea de estos viñedos, es decir, lograr al menos 20.000 euros a través de aportaciones de 60, 120 y 180 euros.
En función de la aportación, el proyecto agradecerá esos donativos con vinos de Bodegas Vagal, un decantador diseñado en exclusiva por la Real Fábrica de Cristales de La Granja, así como un lote de los primeros vinos que se elaboren en Adrados.
"Esperamos poder realizar la primera vendimia en el 2020 (hay que recuperar las viñas, podarlas y conducir su crecimiento de rastral a vaso), aunque ese año probaremos distintas vinificaciones, distintas barricas" antes de sacar el primer vino al mercado en 2021, ha comentado Muñoz.
Bajo los principios de la biodinámica, "apostamos por dar a la viña aquello que necesite" y seguir una "vitivinicultura lógica, lo más natural posible".
Además de la captación de financiación de particulares, Muñoz prevé abrir otra para empresas de la que espera una recaudación mínima de 200.000 euros.
"Queremos que esta iniciativa provoque un efecto en cadena para que este territorio históricamente ligado al viñedo, al cultivo y a la ganadería ovina resurja de sus cenizas", ha resaltado Muñoz.
Ha añadido que "la despoblación rural es la causa y el efecto de esta realidad que queremos revertir con el desarrollo de este proyecto para que sirva de ejemplo para impulsar otras zonas rurales de España" y, como en el caso de Adrados, ha conseguido que el pueblo, con unos 150 habitantes censados, y otros cercanos se vuelquen con esta iniciativa.
Compartir: