Regantes de Almería, Murcia y Alicante lanzan un manifiesto para combatir la sequía
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavozdealmeria.es, Digital - 06/11/2017
Los regantes de la conocida como huerta de España, el área geográfica delimitada por las provincias de Almería, Murcia y Alicante, han alzado la voz para exigir, una vez más, la puesta en marcha de medidas destinadas a asegurar el abastecimiento de agua para los cultivos agrícolas de la zona.
Las reivindicaciones pasan por hacer efectivas las conclusiones del informe "Análisis de Soluciones para el Aporte de Recursos Complementarios a las Zonas Abastecidas por el ATS", desarrollado por el prestigioso Consulting de Ingeniería SERS S.A . De acuerdo con el sindicato de regantes, el informe pone de manifiesto "la existencia de soluciones medioambientalmente viables para erradicar el déficit estructural del Levante en materia de agua".
MANIFIESTO LEVANTINO POR EL AGUA
Los firmantes del presente manifiesto, parte importante de la ciudadanía española, que habitamos en las provincias levantinas de Almería, Alicante y Murcia queremos hacer una llamada de atención al conjunto del país sobre la situación, hoy de extrema gravedad, que vive desde tiempos remotos, la huerta levantina. La que ha sido motivo de orgullo para el país dentro y fuera de nuestras fronteras, la que suministra los más elevados porcentajes de las mejores frutas y hortalizas a nuestros hogares españoles y a los del resto de Europa, está en riesgo. Se nos muere. Poniendo por ello a las puertas de un jaque mate más de cuarenta y cuatro millones de árboles -con el peligro de desertificación clara, y un modelo productivo del que depende el 23 por ciento de la economía de nuestras regiones.
No salvarán la huerta de España las promesas si, como en el pasado, serán incumplidas. La sequía de soluciones pretéritas ha dado pie a la situación insostenible que vivimos hoy y que aboca, si la climatología no lo corrige en breve plazo de tiempo, a la desaparición del sector hortofrutícola levantino, seña española de identidad de ese ramo en el mundo. Pero vamos más allá, aunque las lluvias resultaran generosas este año, los levantinos consideramos que ha de concluir esa política basada en brazos caídos cuya consecuencia directa es la dilación en el tiempo de la llegada de soluciones que resuelvan, de una vez por todas, la escasez de recursos que en nuestras tierras es endémica y cíclica, afectando periódicamente a nuestras vidas y actividades. En definitiva a nuestro medio de vida y a nuestro futuro. Estamos sufriendo restricciones importantes en el acceso a un elemento vital como es el agua, y por contra lo pagamos -en nuestros hogares, negocios y cultivos- al precio más elevado del país.
Existen soluciones viables y sostenibles medioambientalmente, no hablamos de quimeras. Todas ellas están contempladas en el estudio técnico que, avalado por el Círculo por el Agua, se presentó ante el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente y a los medios de comunicación en el pasado mes de julio. Dichas propuestas se sustancian en el siguiente resumen:
1.- Garantizar la perdurabilidad del Acueducto Tajo-Segura como pilar básico de futuro para nuestras poblaciones. Sobre él pilota el equilibrio de los restantes recursos de distintas procedencias, dándoles viabilidad de costes, calidad y posibilidad de regulación.
2.- Puesta en práctica por orden cronológico, marcado por la posibilidad de la actuación de que se trate, de las medidas recogidas en el estudio del Sindicato Central de Regantes Tajo-Segura, mencionado en el preámbulo de este manifiesto y que son las que se relacionan:
a) Modificaciones normativas tendentes a facilitar la tramitación de las cesiones de derechos.
b) La imperiosa necesidad de conseguir el objetivo de máxima producción posible de las desaladoras existentes en nuestra demarcación.
c) Continuar con la optimización que permita el aprovechamiento total de los volúmenes procedentes de la regeneración de aguas.
d) Extender hasta concluir el proceso de modernización de regadíos en el conjunto del país, haciendo posible un uso eficiente del recurso.
e) Ejecución de obras hidráulicas necesarias para garantizar el acceso al agua -de regadío y abastecimiento- en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos del país.
3.- Implementación de una tarifa para regadío y hogares justa y proporcionada a la del resto usuarios de la Nación.
Estas reivindicaciones, que consideramos imprescindibles para defender la supervivencia de nuestra huerta, cuentan con el apoyo de los agricultores y de sus familias, de los representantes de los municipios en donde se ubican los cultivos, de las organizaciones agrarias y de todos los integrantes del resto de la sociedad civil que concienciados de la gravedad de la situación prestan y suman su apoyo a las mismas ya que es en la unidad y en la suma de esfuerzos, donde podemos sustentar su proclamación y defensa.
Compartir: