Schweppes exporta concentrado de cítricos a 40 países desde Carcaixent
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: levante-emv.com, Digital - 02/05/2017
La multinacional japonesa Suntory produce cerca de 23 millones de kilos de producto para la marca de refrescos El conseller de Economía destaca su tecnificación y apuesta por la calidad
levante-emv alzira
01.05.2017 | 22:43
El conseller contempla los productos elaborados en Carcaixent durante su visita a la planta.
levante-emv
La empresa Orangina Schweppes Suntory, conocida habitualmente por el nombre de la conocida marca de refrescos, se afianza como modelo de industrialización de zonas agrícolas. La fábrica de Carcaixent ha demostrado durante décadas cómo puede sacarse rédito al campo. El complejo ribereño es una parte importante del proceso de elaboración del concentrado de cítricos que después se exporta a 40 países para su embotellado y posterior comercialización.
La factoría de Carcaixent y la de Tordera (Barcelona) son las dos únicas fábricas de elaboración de concentrados que tiene la multinacional japonesa. En Tordera se crean nuevas fórmulas y se fabrican concentrados y otras bases técnicas que se envían a la planta de Carcaixent, donde se ultiman los compuestos con los que se embotellan los productos en las plantas de Sevilla, Toledo, Francia, Bélgica y otros 76 franquiciados en 40 países. Las instalaciones catalana y valenciana producen entre ambas alrededor de 23 millones de kilos anuales de concentrados.
La planta de Carcaixent se ha convertido en un referente para la localidad, sobre todo en el apartado laboral, ya que da trabajo a entre 130 y 180 personas según el momento de la temporada.
Visita institucional
El pasado fin de semana, el conseller de de Economía sostenible, Sectores productivos, Comercio y Empleo, Rafael Climent, visitó la planta de Carcaixent para comprobar cómo se trabaja en la elaboración de refrescos. Climent destacó el importante esfuerzo innovador e inversor de esta empresa, «un ejemplo a seguir por su tecnificación y apuesta por la calidad», añadió. El alcalde de Carcaixent, Paco Salom, acompañó al conseller en su visita.
Francisco Baeza, director de la fábrica, fue el encargado de presentarles la historia de la fábrica y de explicarles todo el proceso de elaboración del producto, desde que llegan los cítricos hasta que sale el producto final. En la actualidad esta planta, muy arraigada a la localidad y al cultivo de la naranja desde hace más casi 70 años, forma parte del grupo japonés Suntory, líder en la elaboración y distribución de bebidas. Francisco Baeza destacó la importancia que los actuales propietarios dan en la fábrica de Carcaixent, «puesto que la proximidad con el producto y la fruta viva es única en el mundo», explicó.
Por su parte, Salom insistió en la relevancia que tiene la planta para la localidad. «Es una de nuestras empresas de referencia y, sin duda, su apuesta por la innovación y la internacionalización son clave para el futuro empresarial de Carcaixent, por eso, el ayuntamiento siempre estará junto a este tipo de empresarios que apuestan para generar ocupación a la ciudad», señaló el alcalde.
Cambios históricos
La fábrica de Carcaixent es un pedazo de la historia de la localidad y ha vivido una gran cantidad de cambios desde su construcción. La planta fue fundada en 1948 por la compañía Frutos Españoles, SA (FESA) y pasó a propiedad de Schweppes en 1974 tras comprar la socidedad del grupo alimentario Vida. Durante los años siguientes se realizaron diferentes movimientos y procesos de compra y venta por parte de varias empresas aunque el proceso no alteró en gran medida la fábrica, que continuó elaborando productos. Más adelante se produjeron diferentes operaciones que permitieron a la empresa ampliar su gama de productos y que culminaron con el actual nombre, Orangina Schweppes Suntory. Pero pese a todos los movimientos, nada ha frenado la actividad de la fábrica de Carcaixent.
Compartir: