¿Se están extinguiendo las abejas? Una tendencia de décadas que podría estar cambiando
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: eleconomista.es, Digital - 03/08/2017
El número de abejas en EEUU y Europa se ha incrementado levemente durante el último año, un halo de esperanza para una especie que llevaba años sufriendo caídas importantes de su población. No sólo la mejora de las técnicas de reproducción han permitido este giro, también la reducción de la mortalidad causada por una misteriosa enfermedad (los ecologistas atribuyen a los pesticidas) ha permitido que las colmenas recuperen parte de su vida.
Según el Departamento de Agricultura de EEUU, el número de colonias de abejas (para uso comercial) aumentó un 3% hasta las 2,89 millones. Mientras que el número de colmenas perdidas fue de 84.430, un 27% inferior a los datos registrado un año antes.
No obstante, según publica la agencia Bloomberg, hasta dos quintas partes de los apicultores aseguran que tienen problemas serios con las plagas, los ácaros y los pesticidas usados por los agricultores.
Una parte importante de las colmenas quedan dañadas de muerte por estas causas, no obstante, las mejoras técnicas en la reposición de colmenas está permitiendo que aumente la población de este insecto tan necesario para el éxito del proceso de polinización.
Sin embargo, los apicultores advierten de que las técnicas usadas para incrementar las poblaciones de abejas pueden ser nocivos a largo plazo, por la debilidad inherente de las nuevas colmenas, que se crean de forma poco natural.
"Se crean nuevas colmenas mediante la división de las colmenas más fuertes, lo cual las debilita", asegura Tim May, un apicultor de Harvard, Illinois, y vicepresidente de la Federación de Apicultura de EEUU.
"Controlamos la presencia de ácaros, alimentamos bien a las abejas, nos comunicamos con los agricultores para que no fumiguen con pesticidas cuando nuestras colmenas son más vulnerables. No sé qué más podemos hacer", sentencia este experto.
Según varios análisis de Greenpeace, hasta un 70% podrían desaparecer a medio plazo si no se toman medidas inmediatas. Estos experto aseguran que una reducción de tal calado en las poblaciones de abejas pondría en jaque a decenas de árboles frutales que necesitan a este insecto como principal polinizador.
Los 319 tipos de insecticidas que marca la organización son el principal factor en este desastre natural, según Greenpeace. Cuando las abejas recogen una parte de este insecticida, que en algunos casos no produce la muerte inmediata sino problemas en el sistema nervioso, se desorientan y se pierden, no llegando a la colmena y muriendo tras varios días de deambular.
No obstante, la principal preocupación de los apicultores la produce el 'colapso de colonias' (o Colony Collapse Disorder por sus siglas en inglés) a un fenómeno que se extendió en la década de los años 2000. Aunque estas desapariciones han ocurrido anteriormente a lo largo de la historia de la apicultura, el colapso de colonias es un término que se comenzó a extender de forma pública en 2006 ante el fuerte aumento del número de desapariciones en colonias de abejas en Norteamérica a finales de 2006.
PUBLICIDAD
Contenido patrocinado
Otras noticias
Compartir: