Sevilla, tercera provincia oleícola por el desvío del verdeo a molino
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 30/10/2017
Las provincias andaluzas con cultivo de olivar de mesa, como es el caso de Sevilla (y también de Málaga), son las únicas que se salvan de la caída generalizada en el aforo de cosecha de aceite de oliva, que estima una producción de 884.900 toneladas en la comunidad para la presente campaña 2017-2018. Así lo confirma el técnico de cultivos herbáceos de Asaja Sevilla, José Vázquez, quien explica que «la derivación de la aceituna de mesa a molino ha supuesto un incremento de producción de aceite de oliva en provincias como Sevilla, que aventaja a Granada y ocupa ahora la tercera posición en el podio oleícola».
El descenso productivo más significativo se da en Jaén, la provincia con mayor superficie de olivar para almazara (577.745 hectáreas), seguida por Córdoba y Granada. Así, en la región andaluza líder en aceite de oliva se estima una cosecha de 1.651.000 toneladas de aceitunas jienenses que producirán unas 360.000 toneladas del oro verde. Se trata de una reducción del 28,5% respecto a la campaña anterior, como consecuencia de las altas temperaturas sufridas durante el verano y la falta de lluvias. En Córdoba la cosecha estimada baja un 9%, con unas 243.700 toneladas de aceite previstas.
La siguiente provincia con mayor producción oleícola sería Sevilla, con un total estimado de 103.700 toneladas de zumo de aceituna, gracias a que la cosecha aumenta un 8%. Este incremento se debe, según el técnico de la patronal agraria, «a la entrada en producción de algunas nuevas plantaciones pero sobre todo a la derivación a molino de gran parte de la cosecha de la aceituna de mesa, ya que la climatología ha sido bastante nefasta durante la campaña del verdeo». En este sentido, José Vázquez señala que este año «incluso la aceituna gordal, que apenas tiene rendimiento graso, se ha derivado también a almazara, y la que no se ha arrancado, debido a presentar un aspecto en gran parte de la cosecha arrugado y amorado». De hecho, «la aceituna gordal está cotizando por debajo de la variedad hojiblanca, y no existían hasta ahora precedentes similares».
Por tanto, Sevilla aventaja en producción a Granada, donde se estima una cosecha oleícola de 91.400 toneladas, tras una merma productiva del 16% respecto a la campaña anterior, pasando a ocupar el cuarto puesto.
Por último, en Málaga, donde también hay olivar de mesa (aunque en mucha menor proporción que en Sevilla, que es líder mundial en este cultivo), sube un 23% la cosecha oleícola, con un total de 57.700 toneladas de aceite, incremento justificado también por el envío de la mayor parte de la producción del verdeo a molino, ya que los precios del aceite de oliva siguen firmes y resultan muy atractivos para el agricultor.
En mayo de 2017 se alcanzó el precio máximo de la campaña, con 4,05 euros el kilo en el aceite virgen extra. En septiembre de este año, el precio rondaba los 3,78 euros el kilo, lo que supone, según la información recogida en el aforo presentado por la Consejería de Agricultura de la Junta, un 19% más que en septiembre de 2016.
Cosecha media-bajaLa presente campaña ha quedado muy condicionada por la escasez de lluvia y las elevadas temperaturas, especialmente a finales de verano y principios de otoño. Así las cosas, la producción de aceite se ha estimado en torno a las 884.900 toneladas en Andalucía, 1.150.000 toneladas a nivel nacional y 2.854.000 toneladas en el ámbito mundial.
En el cómputo de la comunidad andaluza la cosecha se estima como media-baja, con un descenso respecto a la campaña anterior del 16%. No obstante, la Junta aclara que «los datos presentados son estimaciones de producción, por lo que la evolución de la climatología en los próximos meses puede hacer variar este aforo».
En cualquier caso, las existencias de aceite disponibles y los precios moderadamente altos al inicio de la campaña permiten predecir «buenas expectativas en el mercado del aceite de oliva».
Además, el mercado exterior continúa en auge, con Andalucía liderando las exportaciones en aceite de oliva. Así, durante la campaña pasada, desde octubre de 2016 a septiembre de 2017, la comunidad exportó un total de 673.565 toneladas de aceite de oliva, por un valor de 2.536 millones de euros, lo que supuso el 64% de la exportación (1.051.496 toneladas). Durante el mismo periodo se importaron 62.669 toneladas oleícolas, por un valor de 189 millones de euros, equivalentes al 6% de la producción.
En cuanto al empleo, se estima una campaña más corta de lo habitual, que registrará unos 15,6 millones de jornales en labores asociadas al cultivo y recolección de la aceituna, siendo Jaén la principal provincia creadora de empleos en el sector.
Discrepancias en el aforo de aceituna de mesaMientras que en el aforo de aceite de oliva sí reina un cierto consenso, las discrepancias surgen en el sector de la aceituna de mesa. Así, la Consejería de Agricultura estima una producción regional de 422.330 toneladas, la Interprofesional del sector habla en su cuarto avance de una cosecha de aceitunas de 521.000 toneladas y Asaja Sevilla baja esta estimación al considerar una producción de 507.000 toneladas en Andalucía. A nivel nacional tampoco coinciden las estimaciones. Así, «mientras que la Junta baraja una cosecha de 566.300 toneladas, sólo un 5% menos que el año pasado, cuando la producción fue de unas 596.000 toneladas, en Asaja estimamos que la climatología ha afectado al cultivo en mayor medida, por lo que consideramos una pérdida de aceitunas de hasta el 15%», explica el técnico de la patronal agraria, José Vázquez.
Compartir: