Tradecorp lanza Spotter WG y Cardinal, dos fungicidas dirigidos a los frutales de pepita
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agronegocios.es, Digital - 15/05/2018
Tradecorp acaba de lanzar al mercado dos nuevos productos dirigidos a los cultivos de frutales de pepita que buscan proporcionar una protección frente a agentes patógenos, protegiendo al árbol y al medio ambiente. Se trata de Spotter WG y Cardinal.
Spotter WG está destinado a prevenir el moteado en los frutales de pepita, manzano y peral. Además este producto tiene una acción secundaria especialmente eficaz contra Stemphylium y oídio.
Este nuevo fungicida combina la acción de dos materias activas difenoconazol y kresoxim-metil- y actúa de manera preventiva, curativa y antiesporulante.
El difenoconazol es un fungicida de contacto, con una potente actividad sistémica que las hojas absorben rápidamente, por lo que las protege totalmente y acompaña el crecimiento del fruto.
El kresoxim-metil actúa sobre las hojas y los frutos a través de su difusión gaseosa. Una vez seca esta disolución, el principio activo sigue actuando sobre los tejidos vegetales ya que permanece en los depósitos sólidos y se introduce vía translaminar a través de la capa cerosa y los estomas.
Tradecorp ha realizado diversos ensayos en explotaciones de manzanas de las variedades Golden Delicious, Roya Gala y Galaxy en Francia y España con resultados excelentes frente al control de basidiomicetos, según informan desde la compañía.
Otra característica es su resistencia al lavado, por lo que no es necesario repetir la aplicación, en climas de elevada pluviometría.
Por su parte, Cardinal es también un fungicida sistémico de amplio espectro cuyo método de absorción es diferente al resto de fungicidas. Está indicado también contra el moteado o sarna de los frutales de pepita. Su característica principal radica en que las hojas absorben rápidamente el producto y presenta una distribución translaminar y sistemia acrópeta lo que garantiza una protección eficaz y completa del cultivo.
Es un fungicida preventivo y curativo durante el periodo de incubación de los hongos y resiste el lavado y los climas de elevada pluviometría. Tampoco se ve afectado por las bajas temperaturas por lo que está indicado para las regiones más septentrionales de la Península.
Compartir: