UAGA prevé una cosecha de cereales similar a la de 2015
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: eleconomista.es, Digital - 16/05/2016
La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), tras analizar la situación de la campaña de este ejercicio, prevé una cosecha de cereales similar a la de 2015.
ZARAGOZA, 15 (EUROPA PRESS)
La organización agraria ha relatado que en otoño se realizaron parte de las siembras, inicialmente en seco, lo que propició que la nacencia no fuera buena e inevitablemente perdiendo potencial la futura cosecha. Sobre todo en las zonas de Bajo Aragón y comarca de Monegros, Campo de Belchite y Zaragoza, las partes más áridas de Aragón.
Durante todo el invierno las lluvias han sido "muy generosas y regulares" propiciando unas condiciones "óptimas" que aceleraron el desarrollo de los cultivos, aunque carentes de las necesidades de frío que hacen que el cereal se dote de un buen sistema radicular y el posterior encañado y espigado sea correcto.
Las temperaturas han descendido en los últimos meses del invierno y ha favorecido subsanar esas necesidades de frío de los cereales, aunque con diferentes alcances dependiendo del tipo de cereal.
A excepción del resto de la Comunidad aragonesa, en la parte alta de la Comarca del Jiloca, desde Monreal a Cella, la falta de lluvias ha provocado que el cultivo se seque en gran parte dando por perdida buena parte de la cosecha.
A primeros de mayo ha habido una semana de temperaturas bajas lo que ha propiciado que en las zonas que la cosecha estaba más adelantada y la espiga ya formada se haya producido una disminución de cosecha a causa del frío, afectando en mayor medida a la cebada. Situación similar a la vivida el año pasado, pero al contrario, por la ola de calor sufrida a principios del mes de mayo, que coincidió con el espigado y que provocó una gran reducción de la cosecha.
UAGA ha destacado, en relación con la producción de cereal de esta campaña, el problema que hay en trigos blandos y duros por enfermedades fúngicas como la Roya, propiciadas por el exceso de humedad y, probablemente, el invierno tan suave con ausencia de heladas.
Asimismo, la organización agraria ha considerado que es prematuro hacer una previsión de resultados de la campaña, pero en general, la cosecha puede ser similar a la del año pasado y, con facilidad, es posible que sobrepase los 2.000.000 toneladas.
Este mes de mayo va a ser clave en el balance de la cosecha de 2016, por lo que hay que ser cautos y esperar nuevas lluvias que son la clave en el momento de mayor requerimiento de agua en el cultivo del cereal y que no se den altas temperaturas.
Según el balance de UAGA 2015, la producción de cereales de invierno en secano y regadío ascendió a 1.986.050 toneladas, (2015) frente a las 1.652.100 toneladas que se recolectaron en 2014, muy lejos de las 2.748.328 toneladas de 2013.
Compartir: