Un sector lácteo más organizado
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: hoy.es, Digital - 03/04/2018
Dos años y medio después de su firma, el Acuerdo del Sector Lácteo ha dado estabilidad a productores, industria y distribución y más calidad y precios estables a los consumidores
En septiembre de 2015, los distintos agentes que intervienen en la cadena de valor del sector de la leche (productores, sector industrial y distribución) ratificaron el Acuerdo del Sector Lácteo. Su objetivo era dar estabilidad y generar valor en la cadena de producción y comercialización, consiguiendo precios sostenibles en los diferentes eslabones. Dicho acuerdo fue producto de una coyuntura marcada por la elevada producción, el final de las cuotas lácteas en marzo de ese mismo año, el descenso de las exportaciones, el embargo ruso, etc., lo que llevo a los precios en origen a un nivel tan bajo que comprometía la viabilidad de muchas explotaciones.
Tras algo más de dos años de aplicación de este concierto, los firmantes del pacto han hecho balance. Desde entonces el mercado lácteo ha evolucionado y aumentado la producción hasta los 7 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 3,4%. Por otro lado, el número de explotaciones ha descendido en el 11% situándose en 14.500, con mayor concentración de oferta en origen.
El año 2017 fue favorable para el mercado lácteo, con precios al alza y costes de producción estables, en particular los piensos. Sin embargo, el crecimiento de la producción ha presionado los precios en origen a la baja en el primer trimestre de este año, ayudado por la escasa cotización de la leche desnatada en polvo y por los elevados stocks. Hay que tener en cuenta que la producción mundial aumentó el 2,7% en 2017 y que el 75% de este incremento provenía del repunte productivo en la Unión Europea (UE). Sin embargo, las previsiones para los próximos meses han cambiado y tanto la bajada productiva de Nueva Zelanda como el impacto de las malas condiciones climatológicas en la UE hacen prever caídas en las producciones. Este nuevo escenario puede favorecer la estabilidad en las cotizaciones, con una probable salida de 'stocks' al mercado que frenará su repunte.
En cuanto al consumo doméstico de leche, en los dos últimos años ha sufrido un continuado descenso, que se ha ido estabilizando, pero que en ningún caso ha invertido la tendencia, salvo en momentos puntuales. Además, esta caída del consumo ha venido acompañada por una reducción de precios en los lineales, donde frente al máximo de 0,72 /litro de marzo de 2016, se pasó a 0,69 /litro en diciembre de 2017.
Otro importante asunto incluido en el pacto lácteo ha sido el control de la cadena para la consecución de un justo nivel de precios. Para ello, se aprobó un Protocolo de Incidencias con el que resolver de forma interna y coordinada situaciones anómalas sin tener que tramitar denuncias a través de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA). No obstante, en relación con los casos no resueltos al amparo de este protocolo, la AICA ha realizado un estrecho seguimiento externo. De 922 sanciones impuestas por este Organismo en los últimos cuatro años, 265 son del sector lácteo. Una cifra alta debida, precisamente, a la mejor coordinación en el control de incumplimientos en la cadena.
En definitiva, un sector que va poco a poco mejorando. Un dato indicativo de esta tendencia es que ya casi el 100% de los ganaderos tiene contratos tipo, habiendo aumentado su duración, de una media de seis meses en 2015 a un año a finales de 2017.
El futuro del sector pasa también por la concentración de la oferta y en este sentido la constitución de Entidades Asociativas Prioritarias (EAPs) está potenciando el sector cooperativo español. En la actualidad ya se han constituido ocho y hay otras en fase de negociación. Todavía solo dos de ellas tienen relación con el sector de leche de vaca, y otro tanto con la de ovino. Es una línea de trabajo imprescindible si se quiere tener un sector cada vez más eficiente y capaz de defender sus intereses, no solo en el mercado, sino también ante las diferentes instituciones y administraciones públicas.
Compartir: