Una empresa de forrajes, arrasada por un incendio
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 21/07/2017
Miles de kilos de alfalfa perdidos y unas instalaciones declaradas siniestro total. Es el resultado del incendio declarado ayer en una empresa --SAT Esana-- dedicada a la producción y almacenaje de forraje, situada en el barrio de Sancho Abarca, de Tauste. Un siniestro que se detectó a primera hora de la mañana y que anoche, al cierre de esta edición, aún no había sido extinguido, debido, entre otras cuestiones, a la compactación del material combustible y al derrumbamiento de la nave en la que estaba almacenada la alfalfa.
El siniestro se declaró en torno a las 8 de la mañana. Según informaron fuentes de la Diputación de Zaragoza, el fuego se desarrolló con rapidez y los trabajos de los trabajadores para controlar las llamas resultaron inútiles. La combustión generó una densa humareda, visible desde varios kilómetros a la redonda. Inicialmente, dado que las instalaciones se encuentran junto al casco urbano, se trató de evitar la propagación en esa dirección. No obstante, con la evolución de las llamas y la dirección del viento, que soplaba en dirección contraria, se descartó cualquier riesgo para la población.
Al lugar acudieron dotaciones de los parques de Tauste, Ejea y Tarazona con dos camiones nodriza, un camión de primera salida, un brazo articulado y un vehículo de intervención rápida (VIR).
A lo largo del día, las labores de extinción se complicaron con el derrumbe de la nave donde estaba almacenado el forraje.
«Como la alfalfa está compactada el agua no penetra y es muy difícil apagarla, pero además la estructura de la nave ha caído sobre el forraje y nos dificulta mucho llegar hasta las llamas», destacó el coordinador que está al frente del operativo, Florencio Pascual.
Pascual avanzó que tenían muchas horas por delante de trabajo. «Como mínimo estaremos lo que queda del día y la noche, pero es posible que mañana (por hoy) tengamos que seguir aquí», explicó.
SINIESTRO TOTAL // La nave incendiada tenía unos 4.500 metros cuadrados de planta y una altura de unos diez metros. Pese a la voracidad de las llamas, los empleados aún pudieron salvar una báscula y algo de maquinaria. «El resto es siniestro total», señaló el coordinador de los Bomberos de la DPZ.
Hasta que el fuego no se extinga no podrán precisarse las causas del incendio, pero no se descarta que la autocombustión de la alfalfa pueda estár en el origen del mismo.
De hecho, en los últimos años han sido varias las instalaciones de este tipo que han sido arrasadas por el fuego. En la comarca de Cinco Villas, en julio del 2014, una nave de la deshidratadora de alfalfa de Pinsoro resultó arrasada por el fuego, aunque en este caso también lograron salvar la maquinaria.
El año pasado ocurrió otro suceso similar en las instalaciones de Tauste Ganadera y las tareas de extinción duraron varios días. Y en el 2015, un fuego intencionado arrasó una nave de alfalfa en Almudévar. Una persona fue detenida.
Compartir: