Una tormenta de granizo arrasa más de 2.500 hectáreas de cultivo
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicodearagon.com, Digital - 23/05/2016
El pedrisco ha vuelto a hacer de las suyas. Esta vez se ha cebado con los agricultores de Alfamén, cuyos vecinos viven principalmente de este sector económico. Una intensa granizada registrada ayer en torno a las 13.00 horas acabó arrasando en apenas un cuarto de hora más de 2.500 hectáreas de cultivo de este municipio, según informaron fuentes del ayuntamiento. La cosecha de la cereza, cuya recolección acababa de iniciarse, se da por perdida. También se produjeron graves daños en viñedos y campos de cereal. La tormenta provocó asimismo algunos daños estructurales y fue el detonante de un accidente de tráfico que, por fortuna, no registró daños personales.
El temporal se produjo justo al término de una carrera popular que se celebraba en este municipio de la comarca Campo de Cariñena. "La tormenta vino por sorpresa, no se esperaba tras una mañana soleada, pero de repente el cielo se oscureció y se hizo como de noche", explicó ayer a este a diario el alcalde de la localidad, Alejandro Gil Arnal. Primero se produjo un gran diluvio al que siguió la caída del granizo, que fue de tal cantidad e intensidad que durante unos minutos el municipio se cubrió de un manto blanco de hielo y "parecía que hubiera nevado".
"El ruido era ensordecedor", apuntó el primer edil, que estaba en el pabellón durante la tormenta. Precisamente esta instalación fue una de las ha sufrido daños materiales al agrietarse varios paneles de la techumbre.
OTRAS ZONAS Pero la peor parte se la han llevado los campos de cultivo. "El granizo ha arrasado todo el término municipal", aseguró Gil. La cereza fue el cultivo más dañado por encontrarse en plena campaña de recogida, pero también fueron importantes los daños en viñedos, que han quedado deshojados, y en campos de melocotón, cuya recolección se iba a iniciar en un mes.
El pedrisco también cayó en otras zonas de la comunidad, como Calatayud, Cuarte de Huerva, Longares o la comarca del Bajo Cinca, donde causó graves daños en frutales.
Compartir: