Una vaquería única en Aragón
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 22/01/2018
Torreconde es una explotación de vacuno que produce leche, queso fresco y yogur. Dicho así podría parecer una granja más de las decenas que hay en Aragón. No lo es. Esta vaquería, levantada por los hermanos zaragozanos Javier y Juan Sanz, de 33 y 31 años de edad respectivamente, es la única en Aragón que produce en ecológico, lo que exige que la alimentación de su ganado también lo sea y que sus animales tengan acceso libre a pastos (ecológicos, por supuesto), por lo que se les exige poseer al menos media hectárea por cabeza. No se pueden además tratar las enfermedades del animal si no es con prescripción veterinaria o utilizando fitoterapia o homeopatía.
Es además la única cuyo ganado es de la raza Fleckvieh, originaria del centro de europa y de las llamadas de doble propósito porque tanto la producción de leche como la de carne tiene igual importancia. Esta elección no fue un capricho, explican los propietarios. Se trata de animales menos productivos, pero su leche es de mayor calidad y su vida útil se alarga hasta los 12 años. Para adquirirlas, estos dos ingenieros agrícolas acudieron a una novedosa fórmula no utilizada antes en la Comunidad, el leasing. Es decir, adquirieron sus vacas mediante un alquiler que pagarán durante cinco años, tras el cual, y una vez embolsada la última cuota, pasarán a ser de su propiedad. Explica Javier Sanz que cuando detallaron su intención en la entidad financiera a la que acudieron no encontraron muchos problemas, porque el banco no corre riesgos. "Si dejas de pagar, la empresa alquiladora vuelve a quedarse con el ganado", detalla Javier Sanz.
No fue una casualidad que estos dos zaragozanos sintieran el gusanillo por el sector agrario. Les viene de herencia. "En nuestra familia siempre ha habido ganado", señalan. De hecho, decidieron el nombre de su empresa y de su marca haciendo honor a ese pasado. "Mi abuelo tenía la explotación en un paraje del barrio de Santa Isabel que se conoce como la Torre del Conde", destaca Javier, que explica que decidieron optar por Torreconde porque, además, "en medio queda la palabra eco que también nos define".
Con todas estas características que le hacen única, Torreconde está situada en la localidad zaragozana de Muel, donde los hermanos Sanz encontraron una finca "que ya estaba en ecológico, por lo que ahorramos dos años de tiempo y solo tuvimos que tener las vacas seis meses en conversión".
Comenzaron con 16 madres en febrero de 2017, "aunque estuvimos cuatro años dando forma al proyecto", matizan. Ahora su explotación alberga 22 madres tiene capacidad para 60. Y su sala de ordeño está equipada con la más moderna tecnología. De hecho, es un robot el que se encarga de realizar tal labor. Las vacas tienen alimento en dicha instalación y entran solas, libremente "y cuando ellas quieren y lo necesitan", matiza Juan. Es entonces cuando el robot, utilizando tecnología láser, adecua la ordeñadora a las ubres del animal y obtiene su leche. "Esta tecnología es mucho más, porque recoge los datos sobre el número de veces que se ha ordeñado el animal, su producción, el alimento que ha tomado... lo que supone mucha información para gestionar la explotación. Y puede manejarse desde el teléfono móvil", explica el ganadero.
Torreconde, que produce 300 litros de leche al día, cuenta además con 200 hectáreas de pasto, 15 de ellas sembradas este año de herbáceos ecológicos. Cultivan además alfalfa en la huerta familiar y disponen de dos hectáreas de viñedo con garnacha y cabernet sauvignon y seis hectáreas de olivo de la variedad arbequina, con el que producen su aceite como no, ecológico que luce la marca Olium y del que han sacado al mercado este unos 3.000 litros.
El pasado mes de julio comenzaron a comercializar sus primeras producciones: leche, yogur y queso fresco, que elaboran en una quesería situada en La Puebla de Alfindén. Lo hacen en unos 25 establecimientos aragoneses, sobre todo tiendas, pero también heladerías y hasta colegios, y están presentes todos los sábados en el mercado agroecológico de la plaza del Pilar en Zaragoza.
Pero los jóvenes empresarios ya tienen previsto ampliar su gama de productos. "Vamos a hacer postres, como natillas, cuajadas, flanes y arroz con leche", detalla Javier, que asegura que también prevén lanzarse a la conquista de nuevos mercados, de momento, dentro de las fronteras españolas.
Compartir: