¿Uso un fitosanitario o sigo con control biológico? Un proyecto del Ifapa puede tener la respuesta
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavozdealmeria.es, Digital - 20/12/2017
La 'Revolución Verde' que tuvo lugar hace diez años en el campo almeriense consiguió algo que nunca antes otra zona agrícola del mundo había logrado: que los insectos 'auxiliares' que depredan a los 'bichos' causantes de enfermedades en las plantas fuera el principal método de control de estas plagas. En un contexto como el de la agricultura almeriense, donde el uso de pesticidas químicos era la forma principal de prevención, el control biológico mediante insectos fue una revolución. La sostenibilidad y la seguridad de las producción de frutas y hortalizas cambió, de forma irreversible, a mejor.
Diez años después, aunque el control biológico en cultivos como tomate y pimiento se ha generalizado, aún existe un amplio margen para mejorar su eficacia, en especial a la hora de decidir sobre cuándo aplicar o no un insecticida, un factor que depende del éxito que esté teniendo el control de plagas mediante insectos y ácaros beneficiosos.
Con el propósito de desarrollar métodos para un control de plagas más eficaz, el Ifapa ha sido seleccionado para desarrollar un proyecto dentro del programa de la Unión Europea 'Horizonte 2020', en el que también participan investigadores belgas y holandeses. El proyecto, PeMaTo-EuroPep ("Herramienta para el Manejo de Plagas para Tomate y Pimiento en Europa"), pretende desarrollar las técnicas en base a herramientas de monitoreo de cultivos que permitan a los agricultores identificar el estado fitosanitario del cultivo de forma ágil y, así, tomar las decisiones acertadas en cada momento.
Monitorizar el cultivo mediante tecnologías digitales
El interés de los agricultores en las técnicas de monitoreo de plagas choca con su alto coste económico, un problema que se añade al hecho de que estos métodos tienden a obviar la cantidad de insectos auxiliares presentes en el cultivo. Así, el objetivo es desarrollar un método que permita solventar las carencias y limitaciones de esta tecnología en la actualidad.
Las tecnologías introducidas en el estudio son diversas y van desde cámaras multi-espectrales adaptadas para el invernadero a técnicas deep learning que simulan el aprendizaje humano para identificar el tipo de insectos muestreados. La finalidad de esta combinación tecnológica es obtener el mejor reconocimiento de la densidad de insectos en el invernadero en base a su presencia en las trampas de colores que atraen a estos 'bichos'.
Dirk Janssen, investigador titular en el Ifapa y uno de los participantes en el proyecto, explica que también se van a testar modelos sobre la presencia de mosca blanca y su enemigo natural, el Nesidiocoris tenuis, en un invernadero, con el objetivo de tomar decisiones, en función de los datos, sobre si la plaga está siendo controlada o no.
El papel de los agricultores
El proyecto que va a desarrollar Ifapa en Almería tiene un marcado carácter divulgativo hacia los agricultores, que en última instancia deben ser los usuarios y canalizadores de estas tecnologías. Un factor que está en línea con los requisitos que impone la Unión Europea a estos proyectos de innovación y desarrollo.
"En el proyecto participarán agricultores de tomate de la provincia de Almería", explica Dirk Janssen, que destaca el papel de Agrobio al implicar a estos agricultores en el proyecto. PeMaTo-EuroPep tendrá una duración de dos años y servirá para responde a cuestiones esenciales como ¿están las plagas están bajo control? o ¿estarán pronto bajo control o sera necesario una intervencion mediante insecticida?
Compartir: